Global Jair Bolsonaro | Brasil | Lula da Silva

Jair Bolsonaro aprovechó los festejos patrios para hacer campaña

Los festejos por el bicentenario de la independencia de Brasil se convirtieron en un enorme mitin de campaña del presidente y candidato Jair Bolsonaro.

¿Es festejo o campaña?

Hace 200 años, el Imperio de Brasil las cortó con sus colonizadores portugueses, dando paso a lo que, hasta hoy en día, es el país más grande de Latinoamérica. Vaya que la fecha es especial para las y los brasileños aunque, sin querer queriendo, tuvieron que pasarla con un ojo en los festejos y con otro en una de las más reñidas campañas presidenciales de su historia. Y es que el actual presidente y candidato de ultraderecha, Jair Bolsonaro, no desaprovechó la ocasión para convertir esta celebración nacional en una serie de actos de campaña en un desesperado intento por alcanzar en las encuestas a su oponente de izquierda, Lula da Silva.

El que persevera… ¿alcanza?

El mandatario decidió madrugar para estar con su gente en la capital Brasilia, mientras que por la tarde se lanzó a bailar samba con su fandom de Río de Janeiro. Allí, con todo y desfile militar, pidió a las y los asistentes que le voten y advirtió que “un mal que duró 14 años en su país (...) quiere volver a la escena del crimen”. Ojo, quedan 25 días para la elección y, según las encuestas, Bolsonaro se encuentra en una clara desventaja.

Se desató una oleada de críticas

La forma en que Bolsonaro mezcló la fiesta patria con su campaña electoral fue duramente criticada por varios integrantes de la oposición, entre ellos se encontró el mismísimo Lula da Silva, quien lamentó públicamente que en vez de haber sido "un día de amor y unión por Brasil", la tarde acabó con un mal sabor de boca. Sin embargo, manifestó su esperanza en que el país "reconquistará su bandera, su soberanía y la democracia".

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario