Política | José Sarukhan | Conabio | Semarnat

José Sarukhan anunció su renuncia de la Conabio

El director de la Conabio, José Sarukhan, anunció su renuncia luego del nombramiento de un nuevo secretario ejecutivo sin experiencia pero afín a Morena.

Un poquito de contexto, pa’que nos ubiquemos

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad —Conabio—, fue fundada desde 1992 y José Sarukhan, uno de los científicos mexicanos más reconocidos en el país y a nivel internacional, estuvo a su cargo desde su creación. El objetivo que se ha tenido en mente desde entonces ha sido el de promover, coordinar y realizar actividades que fomenten el conocimiento de la diversidad biológica de México, así como contribuir a su conservación y uso sustentable. En aquel tiempo no existía en el mundo una institución parecida, por lo que muchos expertos la consideran como una iniciativa pionera que, además de producir ciencia de la más alta calidad, se dedica a difundir información para que sea accesible para todos y todas.

¿No te enteraste?

Tristemente, el pasado viernes 25 de agosto, Sarukhan, quien llevaba más 30 años siendo director de la Conabio, hizo pública su renuncia al cargo. ¿Poooooor? A través de una carta a sus colaboradores dijo que tuvo unos problemillas con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores, a quien se le hizo buena idea nombrar como nuevo secretario ejecutivo a Daniel Quezada, —aún falta que se haga oficial— un economista y urbanista que nadie de la comunidad científica y ambiental realmente ubica; cabe señalar, es afín a Morena.

Además, está decisión correspondía realmente a Sarukhan, como ha señalado el biólogo Rodrigo Medellín, “en su responsabilidad de coordinador nacional, tal como expone el reglamento interno de la Comisión”.

Sarukhan se molestó también porque había propuesto a tres candidatos con mejor experiencia, como Daniel Piñero, uno de los mayores expertos en genética en México; el ecólogo Miguel Equihua Zamora y el ingeniero Raúl Jiménez Rosenberg. Una vez que se dio a conocer la decisión que había tomado la licenciada Albores, Piñero mencionó que “durante los años en los que Julia Carabias, bióloga de formación, fue la secretaria de la Semarnat, se impulsó mucho una poderosa vinculación entre el medio ambiente y la sociedad. Pero, por lo que hemos podido observar últimamente, parece que este régimen desprecia la ciencia, la cultura y el desarrollo sostenible”.

Se desató un diluvio de críticas

Pero ahí no acabó el asunto, ya que Luis Zambrano, uno de los más reconocidos ecólogos en México, salió al quite diciendo que “el nuevo cargo anunciado ha demostrado que a la Administración no le parecen importantes ni la naturaleza ni los ecosistemas de su país”; asimismo, Medellín le hizo segunda, pues señaló que el nombramiento de Quezada es una evidencia que para el presidente es más importante la lealtad política que la experiencia y el conocimiento”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario