Kosovo | Serbia | OTAN

Placas de coches provocaron tensiones entre Serbia y Kosovo

Serbia y Kosovo están protagonizando nuevos roces a causa de una disputa que tienen por las placas de los automóviles. Incluso han intervenido mediadores.

Viejo conflicto, nuevas tensiones

Los pleitos entre Serbia y Kosovo no son nuevos, pero sí traen novedades. Resulta que desde hace algunos meses estos dos países europeos se han peleado en su frontera ––no reconocida por Belgrado, btw–– porque el gobierno kosovar se niega a quitar el dedo del renglón con esto de la documentación que deben traer las minorías serbias que desean acceder a esta región que, ante sus ojos, consideran suya.

Por si no te sabías el chismecito histórico…

Acuérdate que Kosovo solía ser una provincia de Serbia hasta 2008, que es cuando se declaró independiente y recibió un fuerte apoyo por parte de los estadounidenses, así como por algunos países europeos. Sin embargo, ante los ojos de Pristina —pssst! la capital kosovar—, las matrículas de los tiempos serbios no solo resultan anticuadas sino que ya no deberían de ser válidas, por lo que desde principios de agosto, amenazó con cobrar multas a quien todavía las traiga.

El meollo del asunto es que, se supooone, que a partir de las 7:00 de la mañana del martes 22 de noviembre, las autoridades kosovas tenían planeado comenzar a imponer multas de €150 —que son como unos 3,000 pesos mxn— a aquellos serbios que estuvieran en la región con placas de Serbia. Sin embargo, horas antes de que esto ocurriera, el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, decidió ponerle pausa a esta medida, hacerle caso a una solicitud que recibió por parte de Estados Unidos y regalarle a los serbios 48 horas extras para que terminaran con sus trámites.

Y ahora ¿en qué quedó el asunto?

Con todo y todo, Serbia continúa rojo del coraje. Nada más para que te des una idea sobre lo densa que está la situación, numerosos policías, jueces, fiscales, junto con otros funcionarios serbios que se encuentran en Kosovo, renunciaron a sus puestos a modo de protesta. Ante esta situación, el presi de Serbia, Aleksandar Vucic, dijo que el asunto se encontraba "al borde del conflicto". Lo más preocupante de todo es que, con todo y la mediación de la Unión Europea, Washington y la OTAN, ambas partes aún no han logrado llegar a un acuerdo concreto y, por ende, las cosas siguen muuuy tensas.

Por su parte, el secre general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que tiene desplegadas en Kosovo a 3,700 soldados de mantenimiento de la paz, salió a decir que se encontraba "decepcionado de que no fuera posible resolver la disputa de las matrículas" y, de paso, aprovechó para hacer un llamado a que se emplearan "soluciones pragmáticas" para evitar cualquier tipo de escalada en este conflicto.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario