La única esperanza

Después de haber alcanzado la cima del Baruntse, los alpinistas checos Marek Holocek y Radoslav Groh fueron golpeados por una dura tormenta de nieve que los mantiene atrapados desde entonces. Los deportistas de élite han logrado comunicarse con el campamento base para advertirles que su única esperanza es que la tormenta pase durante el fin de semana y puedan reiniciar su descenso de la montaña de 7,129 metros, ubicada en plenos Himalayas en Nepal. Por el momento, los alpinistas no se pueden mover del sitio ni intentar cualquier descenso, que por las condiciones meteorológicas sería un suicidio. 

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario