Opinión Lentes Púrpura | violencia | menores de edad

Grooming: La ciberamenaza a las infancias

Conscientes de los nuevos ciberriesgos, en Lentes Púrpura creamos un nuevo taller para infancias y adultos, y así evitar caer en las garras del grooming.

La disparidad en la violencia trasciende las fronteras físicas y se ve reflejada en el mundo digital. El crimen y la violencia se adaptan rápidamente a la tecnología y los cambios que vinieron a acompañar el aislamiento social provocado por la pandemia de COVID-19.

Hoy, la violencia de género en el mundo digital tiene un nuevo objetivo: las niñas. De acuerdo con una investigación hecha por The Guardian, 84% de las víctimas de grooming son niñas. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo lo podemos evitar? Iniciemos por lo básico: ¿qué es el grooming? ¿De qué trata esta ciberamenaza contra las infancias?

El grooming es un término en inglés utilizado para designar el acoso sexual virtual pederasta. Es decir que, de manera intencional, una persona adulta crea un vínculo con menores de edad con el objetivo de tener un acercamiento sexual. ¿Cómo? A través de la magia de la tecnología.

Sabemos que hoy es muy sencillo crear perfiles utilizando información falsa. “En internet puedes ser quién tú quieras” y eso también es cierto para el cibercrimen. Así es como se crean perfiles falsos en los que personas adultas se hacen pasar por menores de edad, aprendiendo sus expresiones, creando empatía con las situaciones que saben que viven en su casa o escuela, o “compartiendo” la pasión por juegos y plataformas como Roblox. Así crean una relación de confianza y empatía, haciendo creer a las infancias y adolescencias que tienen una gran amistad virtual con alguien que les entiende a la perfección y no les juzga.

Una vez que se crea esa relación sólida es cuando ciberacosadores comienzan a hacer abuso de la confianza que se ha establecido y piden fotos o videos íntimos, con una connotación sexual. Quienes realizan este tipo de abuso utilizan información que las niñas, niños y adolescentes les han compartido en sus conversaciones, a veces información personal relacionada con su familia, y chantajean a la víctima para que envíen fotografías y videos a cambio de guardar los secretos que les compartieron. En ocasiones, se explota la vulnerabilidad y la necesidad de afecto de las víctimas, por lo que la manipulación puede ser tan “sencilla” como hacer una amenaza de abandono, por ejemplo: “si no me mandas tu foto, ya no vamos a hablar”.

El objetivo final de esta manipulación psicológica y emocional es obtener fotos íntimas de las infancias y adolescencias, principalmente de niñas y mujeres adolescentes. Por lo tanto, el grooming, pasa a ser una canal para la pornografía infantil. Lo peor de todo es que esto es solo el inicio de los riesgos del grooming.

Cuando las redes de trata utilizan esta técnica para acercarse a sus víctimas suelen llevar la relación y el abuso al plano físico y chantajearlas para que tengan un encuentro presencial, a cambio de que no publiquen sus fotos o se las manden a sus familiares. Con este temor, las víctimas acceden a encontrarse de manera presencial y pueden ser abusadas sexualmente de manera física o secuestradas para meterlas a una red de trata, de prostitución y pederastia.

Conscientes de los nuevos ciberriesgos que han nacido o crecido a partir de la pandemia, en Lentes Púrpura creamos un nuevo taller dirigido a infancias, adolescencias y madres y padres de familia para dar recomendaciones que eviten que caigamos en las garras del grooming.

Es de suma importancia hablar del consentimiento y asegurarnos que sea un concepto completamente internalizado por la población, particularmente por menores de edad. Otra de nuestras recomendaciones es tener controles parentales en las aplicaciones que usan nuestras hijas, hijos y alumnes. Enseñarles conceptos básicos de ciberseguridad y ciberhigiene es el primer paso de la prevención y, para ello, es importante como población adulta que también los entendamos y los apliquemos en nuestro día a día. No olvidemos que guiar con el ejemplo es una de las estrategias más fuertes que podemos llevar a cabo.

Te invitamos a que hoy te acerques y construyas con tus sobrines, alumnes o hijes un avatar en los perfiles de redes sociales y en las plataformas de juegos. Enséñales lo divertido que es usar un avatar en lugar de una foto de perfil. Esconde los datos personales y utiliza alias en sus cuentas, creen contraseñas seguras y pasen tiempo juntes explorando las redes, los videojuegos y las plataformas que utilizan las infancias durante su día.

Y si tienes más dudas, acércate a Lentes Púrpura y construyamos juntes un entorno ciberseguro para nuestras infancias.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario