Global Liz Truss | Boris Johnson | primera ministra

Oficialmente, Liz Truss fue nombrada primera ministra de Reino Unido

Este martes, Reino Unido se despidió de Boris Johnson y recibió a su nueva primera ministra, Liz Truss. La reina la nombró en el Castillo de Balmoral.

¡Habemus primera ministra!

Entre bombos y platillos, el día de ayer Reino Unido le dio la bienvenida a Liz Truss como su nueva primera ministra, quien voló al Castillo de Balmoral en Escocia para echarse una carrerita de relevos con el ahora ex primer ministro británico, Boris Johnson. Fue allí donde se llevó a cabo la ceremonia conocida como “kissing hands”, que es como se le conoce al evento donde la reina Isabel II realiza el nombramiento de su primer ministro o ministra. Aunque en la política moderna ya no se sigue la tradición de besar la mano de la monarca; la nueva líder solo asintió respetuosamente.

Se pasaron la estafeta

Fue así como Liz Truss se convirtió en la persona número 56 en ocupar el cargo de primer ministro británico, bueno, primera ministra, en este caso. Truss es la tercera primera ministra de Reino Unido, siendo Margaret Thatcher y Theresa May las otras dos. Así, ahora Gran Bretaña regresó a formar parte del pequeño club de países que se encuentran gobernados por mujeres en estos momentos: Finlandia, Islandia, Lituania, Nueva Zelanda, Polonia y Suiza, según el Índice de Poder de la Mujer del Council of Foreign Relations.

Después de esta reunión con la realeza, la primera ministra se dirigió a la icónica puerta negra de madera de la residencia número 10 de Downing Street en donde dio lo que viene siendo su primer discurso gubernamental; en este prometió un “plan audaz” para reactivar la economía del país. “Por muy fuerte que sea la tormenta, sé que el pueblo británico es más fuerte”, dijo Truss, refiriéndose a la conmoción por los precios de la energía, la desaceleración del crecimiento y la inflación de dos dígitos, y agregó: “Juntos, podemos capear la tormenta”.

“¡Eso es todo, amigos!”

Al que de plano no se le dieron las palabras fue a Boris Johnson, quien a primera hora de la mañana de este martes se despidió de la nación con un discurso lleno de bromas y citas clásicas, en donde aseguró que su administración no estuvo mal —coff coff, ¿y la ola de escándalos por la manera en la que afrontó la pandemia por COVID-19?—.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario