Los bullies que podrían terminar bulleados

En Francia se fueron con todo para ponerle un alto al bullying y lo conviertieron en un delito de cárcel.

Hasta hace unos años, ser un bully era algo más permitido en la vida cotidiana de las escuelas que, a lo mucho, se castigaba con un regaño de tu papá, mamá o de tus profes, pero en Francia ya no lo están viendo de esta forma. Y es que las agresiones y acoso escolar podrían tener consecuencias muy serias en el país europeo. Esto después de que el Parlamento Francés pusiera un dedo en el renglón e hiciera una fuerte llamada de atención a este problema tras convertir al bullying en un delito castigable con hasta tres años de prisión. La ley fue apoyada por el ministro de educación de Emmanuel Macron, Jean-Michel Blanquer, quien declaró que “nunca aceptaremos que la vida de nuestros niños sea destrozada ”. Para que te des una idea, las estadísticas muestran que uno de cada diez niños en este país ha pasado por algún tipo de hostigamiento en las aulas.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario