Global Lula da Silva | Brasil | presidente

Luiz Inácio Lula da Silva asumió la presidencia de Brasil

Lula da Silva asumió el poder como el nuevo mandatario de Brasil implementando cambios desde el día uno de su gobierno; Bolsonaro no asistió a la investidura.

Durante su toma de posesión, a Lula se le hizo un nudo en la garganta mientras proclamaba un discurso en el que hablaba sobre las condiciones de miseria en la que viven millones de brasileños. La cosa se puso nostálgica cuando el nuevo líder recordó que hace 20 años, en la inauguración de su primer mandato, había declarado que su misión de vida era que cada brasileño fuera capaz de comer tres veces al día y reafirmó que su prioridad ahora consistía en luchar contra la desigualdad económica y las injusticia raciales y de género de su país.

¿Qué prometió Lula?

Tres puntos clave que Lula tocó durante su discurso fueron: 1) que gobernará para todos los brasileños, es decir, aquellos que votaron por él y los que no; 2) que prestará especial atención a aquellas personas que tienen menos ingresos y 3) que esta victoria no es un logro personal ni del Partido de los Trabajadores (PT), sino de todos aquellos que lograron hacerle frente a antiguos adversarios. Una vez que terminó la ceremonia, Lula firmó decretos para combatir el hambre, la deforestación y restringir la venta de armas.

No podían faltar los berrinches

Quien de plano brilló por su ausencia, fue el mismísimo expresi Jair Bolsonaro, que de plano dejó colgado a Lula en la tradicional entrega de la banda presidencial. Resulta que desde el pasado viernes —30 de diciembre— tomó un avión a Florida, azotando por fuera la puerta de su administración.

Antes de todo este drama, transmitió en vivo un discurso de despedida en el que, si bien se quejó sobre lo injusta que fue su derrota electoral, se tomó un momento para reconocer que una nueva administración lo relevaría el domingo. Asimismo, concluyó pidiéndole a sus seguidores que le bajen dos rayitas a las violentas manifestaciones que llevan realizando desde que se dieron a conocer los resultados electorales. “Demuestren que somos diferentes del otro lado, que respetamos las normas y la constitución”, fueron sus palabras.

¡Saquen las caipiriñas!

En fin… quienes sí estuvieron presentes en la toma de posesión de Lula fueron líderes indígenas, ambientalistas, ministros y la primera dama, Rosángela da Silva, así como Beatríz Gutiérrez Müller, la esposa del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Asimismo asistieron más de 60 representantes extranjeros y 17 jefes de Estado.

Por otro lado, cientos de miles de brasileiros acudieron a la capital de Brasil el día de Año Nuevo para asistir al "Lulapalooza", un carnaval en la que festejaron con samba y caipiriñas la llegada de su nuevo líder.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario