Global Mahsa Amini | Irán | Justicia

Mujeres iraníes exigieron justicia para Mahsa Amini

Varias ciudades en Irán estallaron en protestas por la joven Mahsa Amini, asesinada bajo custodia de la "policía de la moralidad" por usar mal el hiyab.

Ya estuvo ¿no?

Están hartísimas las multitudes en Irán pero, sobre todo, las mujeres, que han visto por siglos cómo los regímenes islámicos utilizan la religión como bandera para reprimirlas. Ahora fue el turno de Mahsa Amini, una joven de 22 años que fue arrestada el viernes pasado por la policía de la moralidad —sí, tienen una policía moral— por presuntamente faltar a la ley del hiyab, que obliga a todas a utilizar como código de vestimenta el velo sobre la cabeza y a usar túnicas holgadas. El caso es que se la llevaron detenida… y nunca más regresó. Desgraciadamente, murió bajo custodia en condiciones extremadamente difusas.

Masha Amini, un símbolo de lucha

Esto, por supuesto, provocó una indignación taaan aguda, que detonó una serie de protestas a lo largo y ancho del país, en donde las mujeres tomaron la batuta, corearon el nombre de Mahsa junto con otras consignas como: "lucharemos y recuperaremos nuestro país", y se quitaron el velo del rostro, exigiendo la caída de las leyes opresoras, así como la disolución de la policía de la moralidad.

Y es que, las multitudes de mujeres iraníes han perdido la paciencia respecto a la opresión cotidiana que viven, incluso muchas de ellas han alzado la voz, compartiendo testimonios sobre las veces que sufrieron algún trastorno de estrés postraumático después de que fueron maltratadas por la policía cuando esta intentaba “reeducarlas”.

Cabe decir que las manifestantes fueron acompañadas de estudiantes —tanto hombres como mujeres— quienes asisten a diferentes universidades del país.

¿Qué dice el presi de Irán sobre todo esto?

Este es un asunto bastaaante delicado para el presi de Irán, Ebrahim Raisi —quien por cierto se encuentra en estos precisos momentos en la 77ª Asamblea General de la ONU—, pues su régimen ha optado por no quitar el dedo del renglón y decir que Amini sí murió bajo custodia policial pero no porque los oficiales le propinaron una buena golpiza, sino por un trastorno cerebral preexistente que tenía la joven desde los cinco años; sin embargo, esta historia resulta bastante extraña, pues algunos funcionarios iraníes contradijeron a su líder cuando dijeron que más bien se trató de un ataque cardiaco.

Por otro lado, las fuerzas de Raisi reprimieron las movilizaciones, asesinando al menos a cinco personas y dejando a 75 heridos, según la Organización Hengaw para los Derechos Humanos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario