Global Malasia | Najib Razak | Primer ministro

Najib Razak, ex primer ministro de Malasia, acabó en la cárcel

Tanto al ex primer ministro de Malasia como a su esposa les cayó la justicia, después de que fueran declarados culpables por un escándalo de corrupción.

Resumen pa’ llevar

En algún momento, el ex primer ministro de Malasia, Najib Razak, era visto como una figura intocable en el país. Pero por fiiiin, la justicia lo bajó de su pedestal, llevándolo a juicio y, con ello, imponiéndole desde el mes pasado una condena de 12 años de prisión. ¿Pooooor? Resulta que lo acusaron por desviar cientos de millones de dólares de las arcas públicas para financiar sus campañas electorales y también para financiar su lujoso estilo de vida.

A la pareja le tocó parejo

Este juicio también terminó salpicando a su esposa, Rosmah Mansor —que se hizo famosa por lucir joyas extravagantes y carteras Hermès—, quien también tendrá que ir tras las rejas por 10 años, después de ser encontrada culpable por solicitar y recibir sobornos. Asimismo, se le ordenó pagar una multa de, nada más y nada menos que, $216 millones de dólares. Pero ahí no acaba el asunto, pues todavía tendrá que enfrentarse a otros 17 cargos por lavado de dinero y evasión de impuestos.

Un juicio histórico

Como en otros lugares del mundo, Malasia es un país en donde se tiene bastante normalizado el hecho de que los funcionarios sean corruptos, pero a ver si esto continúa, pues los malasios le aplaudieron a su poder judicial por ponerle un estate quieto a la pareja exdirigente y reafirmar así el principio del estado de derecho.

Auuunque, a los partidarios de Najib no parece importarles la magnitud de cargos que se tienen en contra del exlíder, ya que continúan con los ánimos arriba; esperan que haga un comeback, que salga de la prisión y pueda revivir su carrera política.

Sin embargo, para que esto suceda, el sultán Abdullah Sultan Ahmad Shah —que es la figura monárquica del país— tendría que otorgarle el perdón, algo que hasta el momento no sabemos si sucederá o no.

Lo que sí es de conocimiento público es que las autoridades judiciales de Kuala Lumpur le dieron chance a Najib de mantener su escaño en el Parlamento por el momento, esto en lo que se examina más a fondo una petición de indulgencia que el mandatario presentó en cuanto puso un pie en la prisión.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario