Global Marruecos | gobierno | Alemania

Alemania respaldó el plan de Marruecos para la autonomía de Sahara Occidental

La ministra de Exteriores de Alemania viajó a Marruecos para festejar el plan de ese gobierno con el que se busca resolver el conflicto en el Sahara Occidental.

¿Necesitas rekwento del tema?

Desde hace años, en Marruecos traen una disputa territorial con organizaciones como el Frente Polisario, que reclaman la independencia y soberanía de la República Árabe Saharauí Democrática, un país con reconocimiento limitado y que los marroquíes insisten que les pertenece. Marruecos controla el 80% de este territorio desértico, conocido como Sahara Occidental y, desde hace años, el Frente Polisario (psst. que es respaldado por Argelia) insiste que se tiene que celebrar un referéndum de autodeterminación supervisado por la ONU para preguntarle a la gente saharauí cómo quiere organizarse.

Un poco como pasó con España y Cataluña —con sus enoooormes diferencias—, para Marruecos es inaceptable que se realice un referéndum independentista con estas características.

En ese contexto…

La ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, se lanzó a Rabat, la capital de Marruecos, y dio una declaración que movió bastante las aguas políticas de este conflicto internacional. Acompañada por su contraparte marroquí, Naser Burita, la funcionaria alemana respaldó el plan del gobierno de Marruecos para darle autonomía a la República Saharaui, pues dijo que era una “buena base” para comenzar a limar asperezas.

El plan de Marruecos es seguir conservando la soberanía de este territorio, pero cedería un poco de su postura y le daría algunos poderes administrativos, legislativos y judiciales a los liderazgos locales.

¿Sí pinta bien el plan?

Pues varios líderes europeos lo han respaldado abiertamente. El más notorio fue el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien hace unos días dijo que se trataba de la propuesta “más seria, realista y creíble” que se ha presentado. Esta zona de África del Norte fue colonia de España, por lo que la postura de Madrid siempre ha tenido un peso importante dentro del conflicto. De hecho, hasta hace poco, el gobierno español trataba el tema con pincitas y argumentaba su neutralidad.

El que, parece ser, abandonó un poco la neutralidad fue el español Josep Borrell, representante para la Política Exterior de la Unión Europea, quien hace unos días declaró en televisión que la postura de Bruselas y Madrid era exactamente la misma: “defender la realización de una consulta para que sea el pueblo saharaui quien decida cómo quiere que sea su futuro”.

Eso no gustó nada en Marruecos…

… Al punto que el canciller Naser Burita dijo ayer, en la conferencia de prensa con Annalena Baerbock, que deploraba “las declaraciones de Borrell porque no reflejan la posición de España ni de la Unión Europea”. El jefe de la diplomacia marroquí dijo que esperaba que las declaraciones del mandamás de la política exterior europea hayan correspondido a un lapsus, nada más.

Pero no creas que el único tema que se trató ayer fue la situación en el Sahara Occidental, pues la visita de la ministra de Exteriores alemana a Rabat también tuvo un importante componente estratégico para Alemania, sobre todo en temas energéticos. Con la invasión a Ucrania y el cierre de las tuberías de gas natural desde Rusia, Berlín está buscando como loco quién le pueda dar energía para salir a flote y sobrevivir en el invierno. Y da la casualidad que Marruecos es un importante productor de hidrógeno verde, por lo que la agenda ambiental y sustentable alemana ve con muy buenos ojos esta sociedad estratégica.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario