Mejor de lejitos.


(John MACDOUGALL / AFP)

Algo así le dijo el ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, a la Canciller Angela Merkel cuando ella intentó saludarlo. ¿Una grosería? Pues no tanto, ya que el ministro no le estrechó la mano como medida para evitar la propagación del coronavirus pero no te preocupes porque Merkel se lo tomó en broma y solo se rió. Y es que los alemanes están preocupados por la epidemia porque ya hay al menos 150 contagiados con el Covid-19.

 

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password