Mejor solo que mal acompañado

Una semana después de que el Parlamento le aplicó una moción de censura por sus intenciones de aprobar una ley que cambiaría la política de alquiler de viviendas en el país, el primer ministro de Suecia presentó su renuncia ayer. Stefan Löfven aseguró que es la decisión política más difícil de su carrera, pero dijo que lo hacía para evitar tener que convocar a unas elecciones anticipadas. Así que ahora, el speaker del Riksdag, como se le conoce al Parlamento, tendrá cuatro oportunidades de encontrar una nueva cabeza de gobierno que reciba el visto bueno del resto de parlamentarios.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario