Opinión Migración | Cumbre de Líderes de América del Norte | Biden

Migración: el tema vacío en la Cumbre de los "Three Amigos"

¿Qué acuerdos hubo en la Cumbre de los Líderes de América del Norte (CLAN) en materia migratoria? En resumen, no muchos.

El 9,10 y 11 de enero se reunieron en la Ciudad de México los tres líderes de la región de América del Norte. En la cumbre donde participaron Joe Biden, Justin Trudeau y Andrés Manuel López Obrador, conocida popularmente como la Cumbre de los “Three Amigos”, se hablaron de varios temas como comercio, diversidad, cambio climático, competitividad, salud, seguridad y migración. Cada uno de esos temas da mucho de qué hablar, pero en este texto nos centraremos solo en uno: migración.

La política migratoria de Joe Biden ha sido sumamente cambiante. En su campaña comenzó con un enfoque más humano y positivo comparado con el enfoque antiinmigrante y xenófobo de la administración Donald Trump. Se comprometió a que los Dreamers obtuvieran su residencia permanente, a reunir a los niños separados de sus familiares gracias a la política de tolerancia cero establecida por Trump, a aumentar la admisión de asilados y refugiados y a eliminar la política Remain in Mexico. Al inicio de su Presidencia firmó 17 órdenes ejecutivas, entre las que estaba el desmantelamiento de las políticas antiinmigrantes de la administración anterior.

Debido a esta apertura en torno a la inmigración, los números de personas que llegaron a la frontera de Estados Unidos aumentaron considerablemente. En 2019 hubo 859,501 aprehensiones, en 2020 hubo una reducción por la pandemia de COVID-19 y en 2021 se aprehendió a 1.6 millones de migrantes intentando cruzar la frontera; casi el doble que en 2019. Esto despertó críticas de los republicanos y de la opinión pública en general, lo que ha representado un gran reto para Biden.

A partir de la pandemia, la política migratoria de Biden ha sido bastante distante a lo prometido en campaña y al inicio de su mandato. Bajo la excusa del Título 42, se expulsó a miles de migrantes justificando una “emergencia sanitaria”. Sin embargo, uno de sus mayores éxitos en la materia ha sido eliminar el programa de Remain in Mexico, que buscaba que los migrantes esperaran en México mientras se analizaba su situación de refugio en Estados Unidos, lo que violaba los derechos humanos de aquellos solicitantes.

En 2022 se rompió el récord de aprehensiones, superando las 2.7 millones, el mayor número registrado nunca en la frontera sur de Estados Unidos. Los flujos de México y del triángulo norte de Centroamérica dejaron de ser mayoritarios, ahora los migrantes vienen principalmente de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Haití. El tema migratorio se politizó enormemente durante las elecciones de medio periodo de noviembre de 2022. Un ejemplo fue que la candidata republicana para la gubernatura de Arizona, Kari Lake, prometió “invadir la frontera sur de Estados Unidos en los primeros minutos de su gobierno” y concluir el muro de Trump.

Ahora bien, ¿qué acuerdos hubo en la Cumbre de los Líderes de América del Norte (CLAN) en materia migratoria? En resumen, no muchos. Los tres países se comprometieron a ordenar los flujos migratorios y a crear una plataforma virtual para simplificar el acceso de los migrantes a las vías legales. Además, México ofreció diseñar un espacio de servicios de empleo, asistencia y protección para personas refugiadas, en colaboración con organismos internacionales. Ninguno de estos acuerdos da una solución real al problema.

Además de los acuerdos, AMLO pidió a su homólogo, Joe Biden, que presione al Congreso de Estados Unidos para que se apruebe la reforma con la que se regularice a los más de 11 millones de mexicanos que radican y trabajan en ese país y le agradeció por ser el único presidente “que no ha construido ni un metro de muro”. Por su parte, Biden anunció que recibirá hasta hasta 30,000 nicaragüenses, cubanos, haitianos y venezolanos al mes y agradeció a López Obrador por recibir a quienes no cumplan con los requisitos. "Quiero agradecerle, señor presidente, por dar un paso adelante y recibir en México a aquellos que no sigan los caminos legales que hemos establecido, en vez de intentar cruzar la frontera entre nuestros países”, dijo el mandatario estadounidense.

Si el 2022 fue un año políticamente complicado en el tema migratorio, 2023 y 2024 serán mucho más complejos. Estados Unidos y México tendrán elecciones en 2024, donde ambos votarán por un nuevo presidente (o reelección en el caso de EE.UU). La migración es un tema crucial a la hora de ganar elecciones, como vimos en 2016. Los discursos xenófobos que ayudaron a Trump a llegar a la Casa Blanca siguen funcionando como forma de fidelización de su base electoral republicana. Parte de la campaña y de la plataforma política de Trump consistió en denigrar a los inmigrantes y su retórica divisionista alentó a su base electoral y fue clave en su camino a la Presidencia. Si es que vuelve a ser el candidato del Partido Republicano repetirá la misma estrategia.

Joe Biden se encuentra entre la espada y la pared. Sus propuestas de reforma migratoria enfrentan una fuerte oposición tanto de los republicanos como de varios demócratas. La incesante pugna político-electoral sobre el tema lo obligó a demostrar que está dispuesto a usar medidas cada vez más agresivas para frenar los flujos migratorios en la frontera y ahora necesita que México haga aún más para ayudarlo en este objetivo.

A pesar de que el tema migratorio tomará cada vez más relevancia rumbo a las elecciones 2024, esto no se vio reflejado en la Cumbre. La oportunidad de realmente lograr un acuerdo que beneficie a los migrantes, o a los mexicanos que ya se encuentran en Estados Unidos, fue totalmente desperdiciada. Los acuerdos fueron vacíos y eso solamente pone en una mayor vulnerabilidad a aquellas personas que cruzan nuestro país escapando de sus difíciles realidades.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario