Global ministra | Finlandia | Sanna Marin

La primera ministra de Finlandia trae otro escándalo por una foto que se filtró

Luego de salir negativa en el antidoping que le obligaron a hacer, ahora la primera ministra de Finlandia trae otro escándalo por su capacidad para lokiar.

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, apenas se estaba recuperando de la resaca que le provocó la filtración de sus videos partyrockeando durísimo con unas amigas, cuando ya le estalló otro escándalo. Así, un día después de que su examen antidoping dio negativo, la política de 36 años está metida en otro escándalo digna de una Motomami, pues aparecieron imágenes de dos influencers muy conocidas en Finlandia, completamente topless y besándose en la residencia oficial.

¿Salió apenada a decir algo?

Tampoco es que citó a Lupita Jones con el clásico “en días pasados protagonicé una de mis peores apariciones públicas”, pero la mandamás de la política finlandesa sí salió a disculparse con sus electores por la situación. Sanna Marin aseguró que “la foto no es apropiada” y “nunca debió tomarse”, sin embargo negó que hubiera organizado todo un rave en la residencia oficial.

Según ella, “no pasó nada extraordinario en el encuentro” y simplemente llevó a unas amigas a Kesäranta —la residencia de los jefes de gobierno de Finlandia—, para meterse al sauna, nadar y pasar tiempo juntas después de un festival de música al que asistieron durante las vacaciones de la primera ministra. La política se defendió diciendo que esta fue la única fiesta que organizó durante sus vacaciones y que nunca se puso en riesgo la seguridad de la residencia de Estado, pues las visitas solamente estuvieron en los jardines, el sauna y el baño de la planta baja, donde se tomó la foto que ahora ha causado revuelo.

Como te contamos…

Sanna Marin estuvo en el ojo del huracán en su país por las fiestas que se ha acomodado recientemente. Y es que resulta que hace unas semanas, un medio de comunicación finés llamado Iltalehti filtró un vídeo que generó controversia, porque se muestra a la líder finlandesa echando los drinks con sus amigos y dejándolo todo en una pista de baile.

Mientras que algunos finlandeses la criticaron fuertemente y argumentaron que este no es el comportamiento digno de una mandataria, hubo otras personas que la defendieron y reivindicaron su derecho a enfiestar.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario