Global ministro | Malasia | prisión

Siempre sí acabó el exprimer ministro de Malasia en prisión

Condenaron a Najib Razak, exprimer ministro de Malasia, a 12 años de prisión después de ser acusado de siete cargos por corrupción.

Le dieron una de cal y otra de arena

Malasia presenció este martes un momento histórico en su política, pues resulta que por primera vez en la historia malaya, la corte del Tribunal Supremo de la Nación decidió no sucumbir a la influencia política de aquellas personas que están en el poder y, con determinación y valentía, declaró culpable a uno de sus exprimer ministros, Najib Razak, quien fue acusado por no uno, ni dos, sino siete cargos de corrupción multimillonarios. Un delito cuyas consecuencias las tendrá que pagar en la cárcel.

Ahí te va el chisme completo

Pero antes de meternos de lleno en el proceso judicial, es importante que te demos un poco de contexto. Por ahí del 2009 al 2018, el Sr. Najib ocupó el cargo de primer ministro de Malasia y fue a mediados de su mandato que comenzó a salir a la luz que el mandatario, al que muchos críticos se refieren como el “Hombre del robo”, desapareció, como por arte de magia, alrededor de 4.5 mil millones de dólares de un fondo de inversión público conocido como “1MDB”.

Los fiscales malayos se dieron la tarea de rastrear el paradero de este dinero robado y, para su sorpresa, se dieron cuenta que el Sr. Najib destinó más de $700 millones de dólares para darse uno que otro lujito. No sólo se logró comprar un lujoso yate, sino que también le alcanzó para adquirir una pintura de Picasso e incluso resulta que el ministro se quiso ver muy emprendedor, ya que realizó una inversión para una película de Hollywood que produjo su hijastro por ahí del 2013, que es nada más y nada menos que “El lobo de Wall Street”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario