Política | Morena | partido | Mario Delgado

Entre disturbios y urnas incendiadas, Morena celebró sus comicios internos

Este fin de semana Morena llevó a cabo sus comicios internos, en los que se vivió quema de urnas, disturbios, y donde hubo supuestos acarreados.

¿Pues qué tanto pasó?

De entrada, en Chiapas la gente se desesperó y empezó a agredirse mientras esperaban su turno, terminando con la quema de urnas; en Michoacán y Oaxaca destacaron las acusaciones por fraude y, para rematar, en Veracruz hasta detuvieron a la diputada local, Jessica Ramirez Cisneros, por participar en una trifulca. Incluso Ricardo Monreal, fundador del partido, denunció que lo han excluido a él y a otros líderes y simpatizantes del proceso con criterios arbitrarios. Al final, con toda la pena del mundo, quien salió a dar la cara fue el dirigente del partido, Mario Delgado, a quien no le quedó de otra más que advertir que si hay pruebas de que hubo acarreo en el proceso, se anulará la votación de los distritos implicados.

Pero parece que es la especialidad de la casa…

Porque no es como que otros procesos internos de Morena han estado plagados de civilidad y espíritu democrático. En las asambleas internas pasadas, mediante las cuales Mario Delgado asumió el liderazgo nacional del partido, las cosas se pusieron mucho peor que en este 2022. En aquel entonces hubo golpes, insultos y hasta uno que otro militante en el hospital con heridas de bala, además de un montón de acusaciones de fraude y compra de votos, que solo sirvieron para dividir a la militancia y poner en entredicho al Comité Ejecutivo Nacional liderado por Mario Delgado, que ayer pudo comprobar cómo las viejas rencillas nada más no han sanado.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario