Opinión mujeres | brujas | hombres

Brujas o mujeres tóxicas, ¿existen en realidad o son una consecuencia de la sociedad?

Las historia nos hizo creer que las brujas eran malas, ahora pensamos lo mismo de las llamadas "mujeres tóxicas", pero ¿cuál es la verdad?

A lo largo de la historia nos han hecho creer que las brujas son malas, que las mujeres tóxicas son lo peor que puede existir en cualquier tipo de relación, sin embargo, las personas no se han puesto a analizar o estudiar qué hay en su historia y cuáles han sido los motivos que las orillaron a realizar ciertas acciones, tanto pueden ser positivas, como negativas.

Ahora bien, les pregunto: ¿Quiénes les habrán puesto un título así a mujeres que solo buscaban ser alguien, amar y cuidar a sus seres queridos? ¿A quién le conviene darle este nombre a mujeres relucientes, revolucionarias e inteligentes?... La respuesta es muy simple: a los hombres que sintieron amenazada su masculinidad y sus títulos.

La historia nos cuenta que las brujas inician su camino desde antiguos mitos agrarios, la palabra bruja siempre estaba relacionada a la mujer con habilidades y poderes mágicos que podía ser una amenaza para el pueblo y la sociedad por su forma de pensar. Casualmente, estas mujeres eran guerreras con ideas revolucionarias y con ganas de cambiar el rol de la mujer sumisa y dependiente; se enfocaban en estudiar los comportamientos de los hombres para poderlos convencer de tener un poco más de libertad, lo cual era completamente válido y necesario para poder vivir como una persona racional, pero al darse cuenta de eso, ello las convirtieron en lo que hoy nos aterra… en BRUJAS, las que antes eran mujeres luchando por sus derechos de igualdad.

La verdad es que la hoguera donde quemaban a las brujas era una forma de violencia salvaje, y si nos ponemos a analizar este tema a fondo nos podemos dar cuenta que era el feminicidio de esos tiempos, en donde las mujeres eran asesinadas por existir.

Ahora bien, vamos a mezclar el tema con la “toxicidad”. A nosotras como mujeres, como mamás, hijas, amigas, pareja y compañeras nos han llamado tóxicas más de una vez en la vida… ¿por qué? Puede ser por celos, por posesivas, por fiesteras, por nuestras amigas, etcétera… pero nadie se ha preguntado qué tipo de abandono llevó a una niña posesiva a ser “tóxica”, qué tipo de violencia llevó a ser a una niña “exagerada”, qué tipo de engaño llevó a una niña a ser celosa. Estamos siendo quemadas en la hoguera por la falta de humanidad en los hombres y, tristemente, en nosotras mismas, nos estamos dejando morir por falta de conciencia y de conocimiento.

Desde el siglo XVI estamos luchando por una voz, por los mismos derechos, ¿Cómo se puede halagar a un hombre por estar con tantas niñas y decirle padrote, mientras las niñas somos tachadas como las brujas? Tristemente estamos repitiendo la historia y tal y como lo dijo Napoleón Bonaparte: “aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla” y, asimismo, la ONU dio a conocer en un estudio que se generó hace aproximadamente 10 años que la pesadilla de mujeres brujas siendo perseguidas, quemadas, violadas y violentadas aún no termina y miles de mujeres son asesinadas cada año bajo la acusación de brujería. Tenemos que cambiar el pensamiento de las personas que nos están deteniendo y quemando, desde lo filosófico hasta lo real. Tener miedo no es una forma de vivir, ser libre no es callarse y esconderse no debería de ser una opción en un mundo en donde cada persona consciente cuida a la de al lado.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario