Tecnología NASA | asteroide | telescopio James Webb

¿Por qué la NASA estrellará este lunes una nave contra un asteroide?

Este lunes la NASA hará que una nave espacial choque contra un asteroide, tranqui, esto es parte de su primera misión de defensa interplanetaria.

¿No mires arriba?

Una nueva velada intergaláctica tendrá lugar la tarde de este lunes a 11 millones de kilómetros de la Tierra… si las leyes de la física lo permiten y los cálculos no fallan. Lo que pasa es que un grupo de científicos e ingenieros de la NASA tienen agendado un especial encuentro entre una de sus naves espaciales y un asteroide llamado Dimorfo —que a su vez orbita un asteroide más grande llamado Didymos—, quienes se darán un beso mortal que terminará desviando ligeramente la trayectoria original del cuerpo celeste.

Humanidad prevenida vale por dos

No, no te espantes, este pobre meteorito no cometió ningún pecado interestelar ni mucho menos viene de camino hacia nosotros, más bien se trata de la primera prueba que la agencia espacial estadounidense realiza en el marco de sus estudios de "defensa planetaria" o DART, que es como le llaman de cariño. Cabe mencionar que, volar una nave espacial a alta velocidad —alrededor de 225,000 kilómetros por hora— hacia un asteroide relativamente pequeño es algo que nadie nunca ha hecho antes.

El principal objetivo que tiene esta misión es poner a prueba que la humanidad ya cuenta con la suficiente tecnología para poder actuar en caso de que un asteroide peligroso decida dirigirse hacia nuestro planeta y atentar en contra de la civilización. Los que estarán en primera fila de este impacto serán los telescopios que se encuentran tanto en el espacio —como el James Webb y Hubble—, así como los que están en el planeta Tierra.

Los 20 segundos que marcarán la historia

Es una realidad que por más coco que el equipo de la NASA le ha metido a esta misión, momentos antes de que ocurra este impacto será la nave espacial quien solita deba de tomar decisiones de navegación que resultarán cruciales. Teniendo esto en cuenta, es fácil imaginar los nervios que se cargan los expertos detrás de esta operación, pues llevan esperando este momento desde noviembre del año pasado, cuando lanzaron esta nave espacial desde California, Estados Unidos y, ahora, no tienen ni la más remota idea de qué sucederá realmente hasta unos 20 segundos antes del impacto.

En caaaaso que la nave espacial DART falle y termine no dando en el blanco, los especialistas cuentan con una segunda oportunidad para volver a tener este encuentro aplastante con Dimorfo; la única mala noticia de esto es que dicho evento tomará lugar dentro de otros dos años. Así que hagamos changuitos para que sí se logre.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario