Niñas, no madres

En Bolivia, se reactivó el debate sobre el aborto luego de que una niña de 11 años, que fue violada por la pareja de su abuela, interrumpió su embarazo, algo que es legal en aquel país sudamericano en casos de violación. El tema es que un abogado de una organización católica se metió en el proceso y retrasó todo el procedimiento, aunque finalmente el aborto se pudo realizar. El “abuelo” está en prisión esperando el juicio por acusaciones de violación, mientras que la Defensoría del Niño en Yapacaní va a monitorear la salud física y mental de la pequeña. 

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario