No cabe ni un alfiler

Durante el 2020, la población carcelaria en México creció más que en los diez años anteriores. 

A pesar de que en los últimos años había una tendencia a la baja en cuanto al número de internos en las prisiones mexicanas, 2020 vino a romper todos los pronósticos. Para que te des una idea, tan solo en este año hay 13,840 reos más que el año pasado. Este brinco es el más alto en una década y está poniendo al borde del colapso a todas las prisiones del país, de las cuales el 40% reporta estar bajo condiciones de hacinamiento. ¿Lo peor de todo? La mayoría de los cerca de 14,000 presos que entraron a las cárceles lo hicieron bajo el esquema de prisión preventiva. En otras palabras, no se ha encontrado su culpabilidad y ningún juez les ha dictado una sentencia condenatoria. Expertos en la materia señalan que la situación penitenciaria en México es peor que en países como Afganistán o Irán, por lo que si no se toman cartas en el asunto, para 2023 habrá más de 250,000 personas en las cárceles del país.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario