No se trata de normas…

Como era de esperarse, los talibanes ya empezaron a obligar que se respete la sharia (coff. coff. la ley islámica) y lamentablemente las que están pagando los platos rotos son las mujeres de Afganistán. El Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio le dijo a las televisoras afganas que ya no podrán transmitir películas en las que aparezcan mujeres, además de que los hombres que salgan en los contenidos deben estar vestidos de cuello a rodillas. La dependencia también solicitó a todas las periodistas que utilicen el hiyab. El portavoz del Ministerio, dijo que “no se trata de normas, sino de directrices religiosas”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario