Global Nóvaya Gazeta | Moscú | Premio Nobel

Un tribunal ruso censuró al periódico Nóvaya Gazeta

El Kremlin vetó la licencia de publicación del medio Nóvaya Gazeta, un periódico fundado en 1993 por el ganador del premio Nobel de la Paz, Dmitri Muráto.

Amanecieron bravos, ¿eh?

Todo parece indicar que este lunes 5 de septiembre, el gobierno ruso se levantó con ganas de ponerle un estate quieto a la prensa de su país. Resulta que un tribunal de Moscú decidió anular la licencia que permitía la publicación impresa de Nóvaya Gazeta, un periódico que fue fundado en 1993 por el periodista y ganador del premio Nobel de la Paz, Dmitri Muráto. Asimismo, es considerado como uno de los escasos medios independientes rusos que existen hasta ahora.

Para acabarla de amolar, es muuuy probable que este veto también se aplique a la versión digital del medio. ¿Pooooor? Según esto, el tribunal moscovita tomó esta decisión bajo el argumento de que el medio no había entregado un documento, el acta constitucional de la redacción, dentro de los plazos que se encuentran establecidos en la ley de medios. Y es que, como este periódico fue refundado en 2002 y cambió de manos en 2006, las autoridades tienen todo el derecho a percibir este medio de comunicación como uno nuevo.

El otro lado de la moneda

Ante esta situación, Nadezdha Prusenkova —la cabeza del área de comunicación de este periódico— salió al quite a decir que considera que esta medida “se trata de una decisión política, por lo que legalmente es nula y sin efecto”.

Por otro lado, es importante mencionar que este medio de comunicación ha tenido que enfrentarse numerosas veces a la censura por parte del gobierno ruso. Semanas antes de que ocurriera este veto, el diario se vio obligado a borrar varios artículos, ya que las autoridades lo acusaron por infringir una ley, que acababa de ser aprobada el 4 de marzo, en donde se castiga con la cárcel a aquellas personas que redacten textos donde califiquen como “guerra” a lo que Putin continúa llamando “operación especial”.

Pero eso no es todo

Parece ser que el día de ayer los tribunales rusos anduvieron bastante ocupados persiguiendo a la prensa, ya que también acusaron al periodista ruso Iván Safronov por cometer “alta traición y espionaje”, después de que entre 2015 y 2019 recuadó y filtró información confidencial sobre la colaboración técnica-militar que Rusia realizó con sus socios de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, así como con otros países de Oriente Próximo, África y los Balcanes. Es por ello que fue condenado a 22 años de prisión, una sentencia que es considerada como la más severa que ha sido aplicada por la justicia rusa durante los últimos años.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario