América: el precio de ser un grande


Gabriel Martínez

@gabomartinez_10

IG: gabo_martinez_

 

Hacer las cosas bien a veces sale caro. Al América le ha costado mucho contratar buenos jugadores y potenciarlos, siendo el único equipo de los llamados grandes que ha podido mantenerse en una lucha constante por la corona ante las franquicias del norte. Cruz Azul es el otro grande que poco a poco regresa a las primeras planas, pero aún le falta dar un golpe de autoridad para volver a ganarse una etiqueta que ha perdido a lo largo de las últimas dos décadas.

Desde el campeonato del 2013, el América volvió para quedarse. Antes tuvo algunas etapas espinosas, que incluso pusieron a temblar a mucha gente por un posible problema porcentual, pero hoy la historia es muy diferente y se ha convertido en los últimos meses en el principal exportador de futbolistas al viejo continente. Esto es muy halagador. Sin embargo, en términos deportivos puede poner en muchos aprietos al técnico Miguel Herrera, que en los últimos días, conforme se han ido concretando las bajas, ha cambiado todo, hasta su humor.

En cuestión de días, el América perdió a tres jugadores importantísimos: Agustín Marchesín, Edson Álvarez, y Matheus Uribe. Si a ellos les sumamos a Diego Lainez, quien abandonó el nido hace escasos meses, la cosa no pinta nada bien. Y para colmo, el último partido le arrebató a las águilas a otro hombre fundamental, y que venía a la alza, Nicolás Castillo, su delantero estrella, y quien no podrá ver actividad por lo menos en los próximos meses por una fractura de peroné.

La afición está muy feliz por el regreso de uno de los máximos ídolos azulcremas, Guillermo Ochoa. Pero definitivamente al América no le espera un semestre fácil, y el Piojo tendrá que ser muy inteligente a la hora de mover sus fichas para mantener a tope la competencia en un equipo que ha quedado frágil por la fuga de sus figuras, quizá no a primera vista, pero sí desde la banca, que es donde realmente se ve el poderío real de un equipo.

El América está lastimado. Pero también tienen en sus manos una nueva oportunidad para demostrar que en su cantera se trabaja bien. Decía Héctor Herrera, futbolista del Atlético de Madrid, que en Europa no voltean a ver a México. Pues al menos al América sí, y ojalá esto sea un elemento motivador para los juveniles.

No obstante, insisto, este torneo será muy complicado para los capitalinos. Con todas estas bajas, los trece veces campeones sí han descendido dos o tres peldaños en sus pretensiones por ganar nuevamente la liga. Incluso diría que Cruz Azul tiene más plantel (pero menos director técnico). Esto sin duda generará presión en un club que exige el campeonato en cada semestre. Esta ha sido la tarifa a pagar por hacer las cosas bien, unas por otras.

Lo que terminó por darle en la torre al Piojo fue la lesión fuera de presupuesto su artillero Castillo. Esto podría incluso cambiar el esquema preferido de Miguel Herrera, que suele acomodarse con dos delanteros de punta. Pero ahora, con la baja del chileno, y la también reciente salida de Oribe Peralta a las Chivas de Guadalajara, creo que el América, que ya no quería gastar, tendrá que desembolsar unos cuantos millones para traer en cuestión de días al delantero que compita con Roger Martínez y Henry Martín por las dos vacantes en la delantera. Y digo “vacantes”, porque ninguno de los dos se ha ganado a pulso el puesto, además de que un futbolista corre riesgos de sufrir alguna lesión, en todo momento. De igual forma soltar el billete en estos momentos no le debe afectar demasiado, ante los cerca de 50 millones de dólares que han ingresado a sus arcas en los últimos meses. El América tiene la obligación de siempre tener un equipo que tenga la capacidad de ganarlo todo.

Una razón más

Nuevamente ha quedado en evidencia que tener torneos cortos en el futbol mexicano implica mucho crecimiento… pero de las carteras de la gente de pantalón largo.

En esta ocasión el América ha sido seriamente afectado. Sus aspiraciones por buscar el título de torneo de Apertura 2019 evidentemente disminuyen considerablemente con la salida que los elementos ya mencionados, todos titulares. Los clubes europeos apenas comienzan a afinar los detalles de su plantilla, mientras en México ya estamos en plena temporada regular, y sí del otro lado del mundo hay clubes interesados en alguno de tus hombres, seguramente será inevitable permitirle alcanzar lo que todo futbolista desea.

Es verdad, el club de Coapa y los demás aún tienen tiempo para levantar el teléfono y cerrar a algún futbolista. Sin embargo, ese jugador llegaría ya con mucha desventaja para luchar por un puesto y adaptarse al balompié local.

Si la Liga MX contemplara torneos largos, se podrían empatar calendarios y no generar dolores de cabeza como los que las Águilas están padeciendo en este momento. Y no solo eso; obviamente habría cada vez más exportaciones, y en consecuencia, el futbol mexicano sería mucho más competitivo. Una razón más para reaccionar.

 


Sobre el autor:

Gabriel Martínez es un periodista especializado en deportes. Ha trabajado en el diario español La Vanguardia, actualmente es conductor del programa televisivo de Adrenalina en Grupo Imagen y escribe en el periódico Excélsior. Tiene un máster en periodismo y un diplomado en marketing y negocios deportivos. Es violonchelista de clóset y devoto de la actividad física. A favor de: la educación y la igualdad social. En contra de: la censura, el radicalismo, y el sedentarismo.

Mercedes Migoya0 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password