Aplanar la curva


Eduardo Navarrete

@elnavarrete

Para leerse con: “Naturaleza Muerta”, de Gustavo Cerati

 

“Si desaparecieran los insectos del planeta, en 50 años no habría vida.

Si desaparecieran los seres humanos, en 50 años florecerían todas las demás formas de vida”

–       Jonas Falk

 

Platón no aceptaba a cualquiera en su Academia. Para poder siquiera entrar a los linderos de esta institución, era necesario un prerrequisito muy específico.

 

“No entre nadie que no sepa geometría” se leía en un letrero a la entrada de la Academia. Y todo parece indicar que esta razón obedecía a que la geometría, a diferencia de la aritmética, considera dimensiones espaciales, oportunidades en las que la forma se expresa a partir de su volumen.

 

Por eso la aritmética era considerada la ciencia del vulgo, la del mercado, la básica, pues: por ser lineal, en donde 2 más 2 siempre va a resultar 4.

 

El estudio del espacio y su delimitación cobra importancia hoy, por permitir definir las formas contenidas en dicho espacio y permitir comprender la relación con el mundo.

 

Hoy, ese mundo se debate y espera ecos de un grito que anuncie el aplanamiento de una curva. Una curva para la cual no vimos venir la escalada y ansiamos su achatamiento.

 

Pero lo cierto es que nos tocó vivir en un mundo en el que tendríamos que aplanar mucho más que solo una curva.

 

¿Qué tal si aplanamos la distancia entre esas líneas artificiales, concebidas como “fronteras”? Esto es, regresar al concepto de aldea global y hacer propia esa sensación de pertenecer a un mismo mundo.

 

¿Qué tal si aplanamos la curva de la exterminación del planeta en el que vivimos? ¿Será mucho pedir, aprender a vivir de una manera cabalmente responsable y consciente? El planeta padece una pandemia de nosotros.

 

¿Y si aplanamos la curva de la surrealista distribución de los bienes? Tenemos la inteligencia y los medios para adoptar un nuevo modelo de relación productiva que reconstituya nuestro concepto de humanismo a partir de lo que nos une como especie.

 

¿Por qué no aplanar la curva del desinterés y la desvinculación con el otro? ¿Cuántas lecciones más se requieren para sopesar la relevancia de la compasión en un mundo así de interconectado?

 

¿Y si aplanamos la curva de la indolencia y la ignorancia? Celebremos el regalo de darnos cuenta, usando esto con diligencia (y con cierta urgencia).

 

¿Qué hace falta para aplanar la curva de la soberbia? Nos hemos acostumbrado a vivir con base en un (pon tu nombre aquí) ____________centrismo. Pero todo, hasta el Covid, puede ser interpretado como un maestro. Y uno muy bueno.

 

Aplanemos la idea de lejanía con el concepto de espiritualidad. ¿O en realidad cuesta tanto dejar un momento tus pantallas y preguntarte “¿Por qué y para qué estás aquí?”?

 

Hoy hay muchos que sin saber geometría deambulan por escuelas y facultades. Y probablemente ese sea el secreto: convertir a la Academia en el mundo y a la geometría, en sentido común.

 


Sobre el autor:

Eduardo Navarrete es un periodista, fotógrafo y administrador público que se apasiona por los contenidos. Condujo equipos en Grupo Reforma, Grupo Medios, Televisa y Cultura Colectiva. Participa en una iniciativa de acompañamiento a empresas para formar equipos de alto desempeño desde la atención plena y recién fundó una empresa de generación y curaduría de contenidos transmedia.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password