Buzz Gravelle: Pionero del fretless


Ricardo M. Salas

@segunricardo

 

“La guitarra es una pequeña orquesta. Cada cuerda es un color diferente, una voz diferente.”

—Andrés Segovia, guitarrista clásico español.

El famoso guitarrista briátnico Eric Clapton menciona en alguno de los documentales sobre su vida (cuál exactamente, no recuerdo después de tantos que he visto) que cuando escuchó al gran Stevie Ray Vaughan en la radio, tuvo que parar el auto que conducía para ponerle atención a la proeza musical que salía de sus bocinas. Algo similar me pasó hace unos días cuando descubrí la música instrumental de Buzz Gravelle, un guitarrista y compositor estadounidense que ha ganado notoriedad internacional gracias a algunos de sus videos en YouTube, en donde sale tocando canciones propias pero en una guitarra un tanto inusual. 

 

La particularidad de la guitarra de Gravelle, es que se trata de una guitarra sin trastes, lo cual aunque no suene muy revolucionario, le permite aproximarse al instrumento de una forma muy ajena a la gente que ha crecido escuchando música popular de occidente. Los trastes son aquellas pequeñas divisiones metálicas que se encuentran a lo largo del diapasón (la superficie de madera sobre la cual se pisan las cuerdas) y que se encuentran casi siempre en instrumentos como el bajo, la guitarra –tanto en sus versiones acústicas como eléctricas–, el banjo, la mandolina, el sitar y muchos más. Los trastes tienen como objetivo separar con precisión cada una de las notas en estos instrumentos, de tal suerte, que el ejecutante pueda tocar con precisión un Do, en vez de un Do # (o “Do sostenido”), por ejemplo. Si lo pensamos de forma gráfica, un traste sería el equivalente al espacio que hay entre cada una de las teclas de un piano o teclado – tanto blancas como negras.

 

Gravelle toca con una guitarra clásica a la cual mandó quitar los trastes con los que venía originalmente, lo cual le permite tocar no solamente las doce notas que conocemos y respetamos en la música occidental, sino un espectro ilimitado de tonos intermedios que hacen que el instrumento se asemeje mucho más a un violín, un cello o a la misma voz humana, todos ellos instrumentos capaces de producir un espectro de sonidos mucho mayor que el de una guitarra clásica tradicional. “Bueno… ¿y eso qué?” se preguntarán muchos de ustedes. Lo que llama la atención es la forma en la que Gravelle se ha apropiado, no solo de un instrumento, sino de toda una filosofía musical (y de vida, más abajo veremos por qué) al retirar los trastes a su guitarra. 

 

Durante una entrevista desde su casa en Los Ángeles, Gravelle me compartió cómo dio con una guitarra sin trastes por primera vez al estar buscando nuevo equipo musical en Craigslist, un sitio de clasificados bastante popular en buena parte de Estados Unidos. Fue ahí cuando encontró el anuncio de un vendedor turco quien estaba rematando una guitarra acústica y sin trastes por 50 dólares. El resto es historia. Gravelle, siendo músico y guitarrista de conservatorio prontamente comenzó a experimentar con el instrumento y a probar con todo tipo de afinaciones, al grado de tener que enumerarlas en una hoja de Excel. 

 

Sin limitantes: Una guitarra fretless (o sin trastes) es aquella en donde se eliminan las pequeñas barras metálicas que separan cada nota a lo largo del brazo del instrumento, permitiendo al ejecutante tocar cualquier nota a lo largo de un espectro ilimitado de sonidos. Fuente: Unfretted

 

Fue hasta unos cuantos años después de este primer hallazgo que Gravelle abrió una cuenta de Instagram y empezó a publicar varias de sus composiciones en el instrumento. Para su sorpresa, su canal comenzó a obtener tracción de forma vertiginosa, y en particular entre seguidores del medio oriente y el continente asiático. El video que hizo para su canción “Proof of Existence” ha obtenido casi 700,000 visitas en un par de años, nada despreciable para un artista instrumental.

 

“Fretless Buzz”: Gravelle, ejecutando su pieza “Proof of Existence”, un éxito en línea que ha alcanzado casi 700,000 mil vistas. Fuente: Buzz Gravelle

 

Gravelle comenta que la mayoría de sus seguidores provienen de medio oriente debido a que países como turquía y muchos otros que formaban parte del imperio persa tienen una tradición musical llena de instrumentos de cuerdas capaces de producir escalas continuas. La música popular pakistaní, india y persa está repleta de este tipo de sonidos, y algunos de estos artistas han alcanzado una popularidad internacional tal que íconos como el mismísimo Jeff Buckley les han rendido tributo. 

 

La música con la cual crecemos generalmente es la que le resulta más natural a nuestros oídos, no es ninguna casualidad que en países como turquía haya tal predilección por artistas como el turco Cenk Erdoğan, uno de los grandes exponentes de la guitarra acústica sin trastes y con quien el mismo Gravelle lleva una relación amistosa, producto de la pasión que los dos comparten por este instrumento. Gravelle relata que durante una conversación a distancia con Erdoğan, le preguntó por qué era tan bueno con el instrumento y con la combinación de notas que podía producir. “Las escuchaba durante el llamado a la oración cuando era niño”, era la simple respuesta de Erdoğan según Gravelle. 

 

Ícono mediterráneo: Cenk Erdogan es, junto con Gravelle, uno de los principales exponentes de la guitarra acústica sin trastes. El turco es toda una celebridad de nicho en su país natal. Fuente: Fretless News

 

La tradición de los instrumentos sin trastes es milenaria y tiene una amplia base de seguidores en todo el continente asiático, con música y escalas cuya combinación de notas nos hacen pensar inmediatamente en oriente medio. Sin embargo, lo que hace fascinante a la música de Gravelle, es que él ha logrado apropiarse de un tipo de instrumento y una filosofía musical que pocos conocen en occidente, y la ha reinterpretado a través de los ojos de alguien cuya educación y cultura son primordialmente europea y norteamericana. El músico estadounidense está tan emocionado por la respuesta que ha desatado en línea que no solamente se dispuso a publicar un disco entero con composiciones para guitarra clásica sin trastes, sino que quiere trabajar en una serie de canciones y un método pedagógico para que más gente alrededor del mundo comience a tomar el gusto por aprender a tocar este tipo de instrumentos. De igual manera, el Dr. Gravelle está en busca de algún fabricante de guitarras que esté dispuesto a producir este tipo de objetos para lo que él está seguro que es un público creciente de apasionados por este tipo de música a nivel global. 

 

Creo que es la primera vez que veo a alguien levantar tantos suspiros con un instrumento sin trastes desde que el prodigioso y fallecido bajista Jaco Pastorius decidió eliminar los trastes de su instrumento para asemejar más al de un contrabajo clásico. La proeza de Gravelle es que acerca no solamente un sonido, sino toda una tradición musical, a un público que no está familiarizado con las escalas, intenciones y notas de los instrumentos asiáticos, pero a la vez, reinterpretándolos a través de los ojos de un artista occidental – y uno sumamente talentoso. 

Recuerdo que cuando era chico leía en las etiquetas de los discos compactos “la música es cultura”, algo que despertaba en mí un gran escepticismo al verlo impreso sobre los discos de Metallica que convencía a mis padres de comprarme.  Hoy entiendo perfectamente el sentido de la frase, la música puede transportar sentimientos, colores y estados anímicos, pero además, es capaz de comunicar distintas filosofías, historias y formas de ver el mundo. En tiempos como ahora, en los que la empatía juega un papel mucho más importante que nunca en la comunidad global, lenguajes como el de estas canciones cobran un sentido mucho más profundo para los que están dispuestos a escuchar.

 


Sobre el autor:

Ricardo M. Salas es comunicador especializado en política pública. Conduce un programa sobre emprendimiento en México y América Latina, y escribe sobre diversos temas de interés colectivo: salud pública, desarrollo sostenible, ciencia y tecnología, política y cultura popular. Fungió como analista político desde Alemania y ha entrevistado a algunos de los actores más influyentes de la agenda internacional. Es audiófilo por accidente y melómano de tiempo completo. Está a favor de: el estado de derecho. En contra de: la prepotencia, el nacionalismo y los extremos de la política de identidad. Puedes saber más sobre él en www.segunricardo.com

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password