¿Cómo usar mejor la energía? La clave está en los mercados.


Ricardo M. Salas

@segunricardo

“Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en lugar de por sus resultados.”

—Milton Friedman, economista.

 

Desde la semana pasada tenía muchas ganas de compartir uno de los podcasts más interesantes que he escuchado en mucho tiempo. Mi amigo y colega Rodrigo Jiménez Silva (quien es también un excelente analista en temas de política energética y cooperación internacional) recomendó a través de su cuenta de twitter un episodio de Energy Policy Now llamado “200 Years of Energy History in 30 Minutes (And What We Might Learn for the Future)”. En esta emisión —producida por el Centro Kleinman para Política Energética de la universidad de Pensilvania—, el profesor Jesús Fernández Villaverde hace un recuento de cómo ha evolucionado nuestro consumo energético desde la revolución industrial y pone en perspectiva la cantidad de energía que consumimos en todo momento: “En cualquier segundo se consumen en el mundo 18 terawatts (TW) de energía, lo que se necesita para levantar un portaaviones militar o 18 mil automóviles hasta una altura de 180 kilómetros en el aire… en un segundo.”

Esta cifra —producto de un cálculo muy conservador, porque no toma en cuenta a la energía empleada para producir nuestros alimentos— me dejó tan helado como al mismo entrevistador, quien preguntaba sobre por qué consumimos tanta energía todos los días y sobre el impacto que esto genera para el medio ambiente. “De verdad usamos muchísima energía cada segundo”, comenta el académico, quien se encuentra trabajando en un libro sobre historia de la economía mundial.

La conversación explica cómo en tan solo 200 años hemos pasado de sociedades meramente agrícolas, a una comunidad global en donde el desarrollo económico nos permite tener trabajos especializados y dedicarnos a cualquier otra cosa que no sea producir comida (en los países desarrollados, menos del 3% de la población se dedica a la agricultura de acuerdo al mismo Fernández). También llama la atención que el carbón que impulsó a la revolución industrial comenzó a usarse a gran escala en el Reino Unido, y que los Estados Unidos ahora son uno de los mayores productores de crudo en todo el mundo.

Fernández asegura que esto no es ninguna casualidad, dado que los países que hacen un mejor uso de estos recursos no son aquellos en donde hay enormes yacimientos petroleros o grandes minas de carbón (piensen en Venezuela o Polonia), sino aquellos en donde se respeta la propiedad privada y en donde hay un libre mercado que permite comercializar estos recursos a cambio de una utilidad. El caso de Estados Unidos es, quizás, el más claro: si excavo en mi patio y descubro un pozo de petróleo puedo volverme millonario porque éste es de mi propiedad, mientras que en países como México, cualquier combustible encontrado bajo tierra pertenece a la nación. Este ejemplo ilustra cómo ciertos marcos legales pueden incentivar y crear nuevos mercados, mientras que otros prácticamente los desaparecen.

Jesús Fernández Villaverde: Profesor de economía en la universidad de Pensilvania y experto en historia del desarrollo económico.

Si bien es cierto que los combustibles fósiles han permitido que millones de personas tengan el lujo de vivir con una conexión a internet, un teléfono inteligente y una membresía al gimnasio, este desarrollo no ha sido gratis. A menos que vivas bajo o una roca o que seas Donald Trump, el cambio climático será quizás el mayor reto que tendrá que enfrentar nuestra generación durante las siguientes décadas. Pero por otro lado, estos recursos también han hecho que cientos de miles de personas hayan podido salir de la pobreza y entrar a la clase media, tal es el caso de China durante los últimos veinte años.

¿Qué hacer entonces con esta creciente demanda de energía? ¿No sería hipócrita evitar que  las siguientes generaciones en África o Asia tengan una cuenta de Spotify y compren productos por internet? Fernández es uno entre miles de expertos quienes aseguran que la clave está usar los sistemas de precios, ya que cada vez consumimos más energía, por lo cual, en vez de prohibir las camionetas pick-up, tendremos que poner impuestos a las emisiones de carbono y hacer a la generación de energías cada vez más inteligentes. “No le digas a la gente qué hacer, diles cuánto tienen que pagar”, comenta el profesor como la mejor forma de hacer que la gente cambie sus hábitos de consumo.

Vulgar Display of Power:

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha propuesto una vez más al mismo grupo de candidatos para dirigir la Comisión Reguladora de Energía (CRE) —un organismo autónomo para asegurar el desarrollo y la competencia de este sector en México— a pesar de su poco o nulo conocimiento del tema. Mientras otros países apuestan por fuentes renovables y por leyes que promuevan su uso, México busca que el petróleo y la refinación de gasolina sean el nuevo motor de crecimiento económico. El presidente no entiende que ya estamos en el siglo XXI.


Sobre el autor:

Ricardo M. Salas es comunicador especializado en política pública. Conduce un programa sobre emprendimiento en México y América Latina, y escribe sobre diversos temas de interés colectivo: salud pública, desarrollo sostenible, ciencia y tecnología, política y cultura popular. Fungió como analista político desde Alemania y ha entrevistado a algunos de los actores más influyentes de la agenda internacional. Es audiófilo por accidente y melómano de tiempo completo. Está a favor de: el estado de derecho. En contra de: la prepotencia, el nacionalismo y los extremos de la política de identidad. Puedes saber más sobre él en www.segunricardo.com

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password