Urge la convergencia del derecho internacional para enfrentar adversidades


Alfredo Guadarrama Villanueva

@agv_mx

 

Divergencia, es la palabra tendencia en los principales diarios, foros de discusión y pláticas coloquiales en torno a la interrelación de los Estados Nación en la comunidad internacional y sus relaciones de Derecho; muchas son las premoniciones que vierten de cara al futuro los doctos en materia.

De diplomacia o justicia son algunos de los tópicos que permean las ideas de los analistas. Unos con un punto de vista optimista, otros con un tinte pesimista tirándole a lo oscuro pero que al final del día se complementan para vaticinar una ardua cuesta de cara al inicio de la nueva década, de nuestras relaciones interpersonales y de entre las naciones.

Ahora hay que sumar al dantesco escenario, la crisis suscitada a raíz de la pandemia del multicitado “COVID-19”, que ha sacudido en todo ámbito de vida, en lo público, lo privado y a toda escala en nuestras interacciones.

Antes del “COVID-19”, el mundo se estaba configurando de diferente forma a lo que estábamos acostumbrados; Llegó Trump a la Casa Blanca, fue electo Bolsonaro en Brasil y Orban se posicionó rápidamente en el gusto de los polacos, por citar algunos de los principales actores del populismo en sus regiones. 

La corriente populista fue ganando terreno político, reforzó la idea del aislacionismo nacionalista y perjudicó al orden jurídico internacional. Flagrantemente desdeñó a los derechos humanos y retó las Convenciones entre Estados. Cito en burdo ejemplo la salida de Estados Unidos del “Acuerdo de París” sobre el cambio climático, emergencia que corresponde atender en comunidad, desde la convergencia de voluntades y con apego a la norma.

Pero dice un dicho que “no hay mal que por bien no venga”. Sin duda para nuestros tiempos es por demás correcta la afirmación referenciando el beneficio al derecho internacional; y es que esos líderes divergentes no consideraron la posibilidad de una crisis ipso facto, a diferencia de la sufrida paulatinamente con el clima, que significaría la desestabilización del orbe en su generalidad, que afectaría directamente a sus gobernados y tendría que ser enfrentada conjuntamente entre naciones y ciudadanos.

Sin duda el escenario es difícil, pero superada la adversidad se evidenciará la obsolescencia ideológica del aislacionismo resultado del híper conexionismo global que se expresa en lo tecnológico y social a cada segundo y del grave error que se comete al ignorar los acuerdos internacionales.

Se tienen que observar tendencias que impulsen la convergencia y armonización de las legislaciones de los Estados Soberanos para con sus pares de otras latitudes, pugnando por el reconocimiento de los derechos universales y se deberán buscar mecanismos constitucionales y convencionales (Pactos entre Estados Soberanos) que prevengan y protejan de adversidades como las actuales, en los que imperen el consenso y los acuerdos para el correcto andar del Derecho Internacional y las Relaciones Internacionales.

Pero, ¿para qué sirve tanto respeto al orden jurídico internacional? Para que cualquier ciudadano exija el cumplimiento de sus derechos ante la justicia de cualquier Estado que deberá tutelarlo de manera efectiva; hay un arduo camino por recorrer, pero sin duda la observación del orden y el respeto a los pactos comunes entre Estados que promueven los derechos universales son el mejor artilugio contra cualquier reto común, incluyendo al “COVID-19” y los movimientos populistas.

 


Sobre el autor:

Alfredo Guadarrama Villanueva es abogado, servidor público y profesor universitario. Ponente y colaborador en la investigación del Derecho. Estudió en la Universidad de la Rioja y Salamanca en España y Fundación Getulio Vargas en Brasil. Es egresado del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina de la Fundación Botín, miembro de la Red Mexicana para el Servicio Público y de la Comisión de Empresarios Jóvenes de la COPARMEX, Estado de México. A favor de: la fraternidad, la justicia y la bondad. En contra de: la ignorancia, el odio y la intolerancia. Puedes saber más de él en twitter: @agv_mx

Mercedes Migoya58 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password