¿Cuánto cuesta el “oro verde”?


Maite Belausteguigoitia

Maite Belausteguigoitia

@maitebelausteguigoitia

 

El suelo michoacano es la mina del “oro verde”. Esa exótica riqueza crece entre montes aceitunados, balas, injusticia y silencio. La abundancia en el corazón de la guerra delata el fracaso de un “desarrollo” que contempla lo humano como materia prima y no como destinatario. Michoacán es la capital mundial del aguacate y de las autodefensas en México. Bastan esos dos datos para revelar superficialmente la desarticulación entre el bienestar económico y social, junto con sus lamentables consecuencias. Esa fruta de corazón de madera es un “Melate” de la naturaleza, el año pasado dejó 34 mil millones de pesos en tierras michoacanas. Alcanzó la medalla de plata como el producto agrícola con mayores ganancias, el tomate le arrebató la de oro.   

Los aguacates mexicanos y las drogas sintéticas son adictivas. Nuestro vecino del norte lo sabe, es principal consumidor de estos sabores mexicanos tan seductores para los sentidos. El furor yankee por el guacamole produce ganancias de 2,500 millones de dólares al año, el 80% de la exportación es para este insaciable fanático de las delicias mexicanas. En la última década la exportación de este producto se ha cuadriplicado. Ningún estado tiene el permiso de vender aguacate a Estados Unidos y abrir heladerías en su honor, solo Michoacán puede hacerlo. La situación de inseguridad del Estado amenaza uno de estos privilegios, el crimen organizado ha tocado todo menos las aguas frescas. 

Hace cinco años la delincuencia organizada azotó la región aguacatera. La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios invadieron con derechos de piso y asaltos, para reclamar una parte de las ganancias. En 2014 Sergio Guerrero Urbina, el presidente de Productores y Empacadores de Aguacate de Michoacán, renunció a su cargo después de aparecer en un video negociando con La Tuta, el líder de los Caballeros Templarios, junto con otros empresarios y políticos estatales. Según grupos de empacadores y exportadores, diariamente se roban al menos cuatro cargamentos. En el período de 2017 a 2019, la Fiscalía General del Estado ha registrado 440 casos de delito por robo de aguacate y observa cada año un aumento. 

Michoacán es el lugar donde empezó la Guerra contra el Narcotráfico. Después de un par de días de tomar el poder, Felipe Calderón envió al Ejército a Tierra Caliente para combatir al cártel de la Familia Michoacana. Este estado es uno de los principales puntos de producción y distribución de droga en el país, en los últimos años han proliferado los secuestros y las extorsiones. Las autodefensas surgieron en el 2013 cuando grupos de civiles se unieron para hacerle frente a los cárteles, éstas le aseguran a los pequeños agricultores que les van a devolver las zonas de cultivo tomadas por el narcotráfico.  

La situación de inseguridad no había afectado notablemente la relación comercial con Estados Unidos hasta un incidente sucedido recientemente. El 16 de agosto los agentes del Servicio de Inspección Animal y Vegetal de Estados Unidos, que garantizan el cumplimiento de los condiciones sanitarias para la importación a Estados Unidos, fueron interceptados. Los amenazaron y les robaron su vehículo después del suspenso de las actividades de actividades de un huerto en el Ziracuaretiro. Este hecho contribuye a las tensiones generadas entre México y Estados Unidos en relación con lo comercial, las cuales se intensificaron notablemente en el gobierno de Trump.  Su administración advierte que suspenderá la certificación del aguacate mexicano si no se garantiza la seguridad de los evaluadores del producto. 

Este incidente abre una serie de cuestiones para pensar el desarrollo. Según Amartya Sen, el desarrollo debe de ser visto como un proceso de expansión de las libertades de las personas. Señala que pensar el desarrollo solo desde el crecimiento económico es una visión limitada, la prosperidad de un país es el medio para expandir las libertades de las personas en su territorio. Esta definición da para preguntarse: ¿qué lugar brinda la cooperación internacional entre México y Estados Unidos para el desarrollo humano? Exigir medidas de seguridad para el personal estadunidense es justo, pero brindarlas no es una solución sostenible. 

Pensar la problemática desde lo económico implicaría garantizar las condiciones para mantener las ganancias, mientras que hacerlo desde un enfoque de derechos implicaría un proceso de rendición de cuentas de ambos países frente al problema del narcotráfico. Estados Unidos por la venta de armas en territorio mexicano y por ser el principal consumidor, México por no garantizar oportunidades de desarrollo para la mayor parte del país, los vínculos entre el gobierno con el narcotráfico y las violaciones a derechos humanos en el marco de la guerra. 

Asimismo, Amartya Sen sostiene que el propósito del desarrollo debe de ser la erradicación de las causas dominantes de la opresión tales como la pobreza, el autoritarismo, la violencia, entre otros. Es imposible alcanzar el desarrollo sin garantizar los derechos económicos y sociales de las personas, y a su vez esto no puede lograrse sin gobernanza, sin rendición de cuentas y con impunidad.  La situación de violencia que se vive en Michoacán y en el resto del país es síntoma de un modelo de desarrollo cuyos frutos no se maximizan en lo humano. Garantizar los derechos para que la población pueda desarrollarse implica un gasto, pero no hacerlo es mucho más costoso. La deuda se paga por las pérdidas económicas a causa de la violencia y con todas las vidas humanas que se han cobrado, esas que por ser tan valiosas no tienen precio.

 


Sobre la autora:

Maite Belausteguigoitia es psicóloga, maestra en derechos humanos y próximamente comenzará un doctorado en psicología en la Universidad de Buenos Aires. Tiene experiencia profesional en el Centro de Investigación del ITAM y en consultoría de empresas.
Desde el ámbito psicológico ha trabajado con poblaciones en condiciones de vulnerabilidad como niños, niñas, adolescentes, mujeres indígenas, personas con discapacidad, entre otros. Le interesan los temas de psicoanálisis, salud mental, derechos humanos, infancia y género. A favor de: el pensamiento crítico, el arte como un arma de transformación subjetiva y social, modelos de desarrollo con un enfoque derechos y construcción para la paz. En contra de: el dogmatismo, el racismo, el machismo, la violencia en todas sus formas y la hipocresía.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password