¡Di no a los plásticos!


Ricardo M. Salas

@segunricardo

“No tengo superpoderes o algo así, soy una personal normal y promedio. Pero hago lo mejor que puedo y trato de evitar todos los plásticos en la medida de lo posible.”

—Laura, autora de Laura in Waterland.

 

Nadie duda de la magia de las redes sociales para vincular a gente con intereses comunes. Desde hace algunos meses he comenzado a seguir cuentas que me inspiren para reducir la cantidad de plásticos que consumo y la  basura plástica que produzco. Así fue como di con Laura in Waterland, el blog de una ambientalista y buzo de origen Belga cuyo amor por los océanos la ha motivado a convertirse en un referente de la lucha contra la creciente cantidad de plástico que acaba en nuestros mares.

Laura es una chica a quien le gusta viajar y descubrir el mundo, pero fue su atracción por el agua y la vida en los océanos la que la motivó a inspirar a otras personas para que minimicen el plástico que generan y reduzcan su huella ambiental a través de pequeñas acciones, que pueden ir desde cómo embotellamos nuestra agua, los detergentes que usamos para limpiar la ropa, o hasta la selección de comida que acaba en nuestros platos.

Durante una entrevista que tuvimos hace unos días, Laura me platicó que en casa sólo le permitían ver caricaturas con cierto contenido educacional, por lo que desarrolló una conciencia ecológica desde muy pequeña. Sin embargo una de sus mayores influencias durante este periodo fue su padre, quien solía recoger todo tipo de basura cuando iban a caminar al bosque juntos y se topaban con algún desecho que no fuera degradable.

“El hecho de que el plástico sea reciclable no significa que vaya a ser reciclado.”

–Laura in Waterland

La ambientalista también cuenta que empezó a viajar desde muy joven, pero fue cuando visitó Australia para bucear en la gran barrera de coral, y posteriormente en el sureste asiático, cuando se dio cuenta de la cantidad de basura que se está generando en las playas alrededor del mundo. 

¡Sé un consumidor más consciente! A través de su blog Laura invita a sus seguidores a cambiar sus hábitos de consumo y ser más conscientes de dónde acaba nuestra basura. Imagen: Laura in Waterland

 

¿Hasta dónde aguanta el mar?

A pesar de que la humanidad lleva menos de 80 años consumiendo plástico de forma realmente industrializada, el fenómeno de los envoltorios plásticos y los artículos desechables es relativamente reciente. Es cierto que estos polímeros han abaratado el precio de muchos productos de consumo que han mejorado la calidad de vida de cientos de miles de personas que han ido entrando a la clase media en las últimas décadas. Sin embargo, las economías de escala y este creciente uso de materiales plásticos han aumentado la producción de basura no degradable a una tasa alarmante.

De acuerdo con un reporte por el Foro Económico Mundial, en 2016 se calculaba que cada año más de 8 millones de toneladas de residuos plásticos acababan en el océano. Éstos no sólamente están poniendo en riesgo a ecosistemas enteros, sino que también están acabando en nuestros platos al descomponerse en pedazos cada vez más pequeños y siendo ingeridos por gran parte de la vida marina que consumimos.

Laura, quien vive en Bali actualmente, comentaba durante nuestra entrevista que comenzó a publicar imágenes de toda la basura que genera a diario. “Algunas veces no tengo nada que mostrar”, comparte la ambientalista, debido a que lleva una bolsa de algodón reutilizable a todos lados y sale con una cantimplora para evitar las botellas de plástico. Aparte de pedazos de composta orgánica, Laura rara vez produce residuos plásticos.

Ella comenta que todo parte de una toma de consciencia, y que el ser una buzo le permitió darse cuenta del impacto que tienen sus acciones diarias. Fue por esta razón que decidió convertirse en vegetariana hace algunos años, para eventualmente dar el paso al veganismo. Sin embargo, Laura admite que no busca forzar o adoctrinar a nadie para que adopte sus mismos hábitos, solo quiere generar un poco más de reflexión entre los consumidores y tratar de convencerlos a ser más conscientes en los productos que consumen.

“Por ejemplo, puedes comprar tu fruta a granel o evitar los productos empaquetados en plástico. Llevar tu botella reusable también hace una gran diferencia”.

—Laura in Waterland

Otro punto que no es de sorprender, es que los turistas generan mucho más basura plástica que los locales en las playas turísticas. Laura afirma que, en promedio, un vacacionista produce unas 3.5 veces más plástico que un local en Indonesia. Esto, aunado a la sobrepesca es un problema que está poniendo en riesgo el abasto de comida para las siguientes generaciones en zonas costeras.

Afortunadamente, Laura no es la única que está haciendo un esfuerzo para abrirle los ojos al mundo. Una historia similar es la de Lizzie Carr, una chica que encontró un propósito ambientalista después de haber sobrevivido al cáncer. La joven británica ahora dedica una gran parte de su tiempo a recoger la basura plástica en los ríos y mares de su localidad, tal como lo hace Laura in Bali y otras ciudades costeras.

Mi plática con Laura me hizo entender que no se necesita ser Bono para tener un impacto. ¿Por qué no empezar consumiendo menos y de una forma más consciente? Todos podemos pedir nuestra bebida en una tasa reusable en nuestro café de preferencia, todos podemos levantar algo de basura cuando vamos a la playa o un parque, y todos podemos evitar productos embotellados que no necesitemos urgentemente.

Es más, quizás podemos también mandar un tweet o mensaje ocasional a las compañías que producen todo eso que nos encanta para que cambien sus paquetes por unos más amigables con el medio ambiente, nuestras pequeñas acciones cuentan, y cuentan mucho. Hacemos política todos los días con nuestras acciones, con lo que consumimos y con la forma en la que tratamos nuestra basura.

“No tengo superpoderes o algo así, soy una personal normal y promedio. Pero hago lo mejor que puedo y trato de evitar todos los plásticos en la medida de lo posible”, admite Laura. 

Poniendo el ejemplo: “Cuando que ves el impacto que tiene tu basura, ya no lo puedes dejar de ver. Decidí volverme un consumidor más consciente.” Imagen: Laura in Waterland

 

Si quieres saber más de este proyecto, puedes ver la entrevista completa con Laura aquí abajo:

 


Sobre el autor:

Ricardo M. Salas es comunicador especializado en política pública. Conduce un programa sobre emprendimiento en México y América Latina, y escribe sobre diversos temas de interés colectivo: salud pública, desarrollo sostenible, ciencia y tecnología, política y cultura popular. Fungió como analista político desde Alemania y ha entrevistado a algunos de los actores más influyentes de la agenda internacional. Es audiófilo por accidente y melómano de tiempo completo. Está a favor de: el estado de derecho. En contra de: la prepotencia, el nacionalismo y los extremos de la política de identidad. Puedes saber más sobre él en www.segunricardo.com

Mercedes Migoya1 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password