El reto de la educación en línea


Fernando Mora

@feromd

 

La contingencia sanitaria que vivimos actualmente por el COVID-19 ha puesto a prueba a todas las áreas de la sociedad. La educación no ha sido la excepción. El reto para las educadoras, maestras, profesoras para continuar con el desarrollo, no sólo académico sino también formativo de muchos jóvenes, es la preocupación más grande.

Los profesionistas de la educación que tenemos la fortuna – y hay que decirlo con todas sus letras, el privilegio – de poder seguir dando clases en línea, estamos enfrentando múltiples y variados retos. Quienes creen que la carga de trabajo de los profesores ahora es menor, están en un rotundo error. 

Los profesores con vocación y amor a la educación, saben que hay un enorme reto en rediseñar un curso presencial para convertirlo virtual, también en generar mecanismos de evaluación adecuados, sin descuidar el rigor académico ni tampoco ahogar a los alumnos en carga excesiva de trabajo. Si bien, son retos importantes. No es lo más desafiante para un profesor preocupado por sus alumnos. Estoy seguro que el seguimiento socioemocional de nuestros alumnos es el verdadero desafío en un contexto virtual.

En condiciones normales, las interacciones en el salón, en los pasillos, las pláticas con colegas, las reuniones con padres de familia, etc. Nos dan a los profesores mucha información para saber cómo están nuestros alumnos, no solo en lo académico sino también en lo emocional. A veces basta con entrar al salón, y antes de terminar de pasar asistencia, el profesor ya tiene una fotografía general y particular del ánimo de sus estudiantes. Ahora, conseguir esto es más retador, aún para profesores experimentados.

Si bien, las tecnologías digitales permiten la interacción educativa a distancia. Estas tienen su límite y no son capaces de reemplazar la experiencia que se genera en un contexto presencial.

Los jóvenes de entre 10 y 20 años son conocidos como la ‘generación Z’ o nativos digitales. Quienes, a diferencia de los millennials, valoran la interacción personal por encima de la virtual. Para estos jóvenes, la educación virtual presenta un verdadero desafío, no por el uso o dominio de las herramientas tecnológicas. Sino porque demanda herramientas socioemocionales que todavía no desarrollan del todo. Por ejemplo, autogestión, pero sobre todo, resiliencia.

Además de nuestros contenidos académicos, los profesores debemos pensar en estrategias para que los jóvenes tengan mayores herramientas y recursos para hacer frente al aislamiento y a la restringida interacción social. Es decir, estar mucho más cerca, pero a la distancia. De misma manera, padres de familia deben redoblar esfuerzos para monitorear el bienestar físico y emocional de sus hijos.

Al principio de este texto comencé diciendo del privilegio que es seguir dando clases de forma virtual. Pues tenemos a un importante número de jóvenes que no pueden seguir tomando clases por no tener acceso a Internet o porque sus instituciones educativas todavía no tienen la capacidad de ofrecer esta alternativa. Y otro número importante que no está estudiando. También hay que pensar en ellos y no olvidarlos.

Si la educación siempre ha sido la red que sostiene a una sociedad, este es un momento vital para apoyar a todas las personas dedicadas a la educación. Esta contingencia la vamos a superar. En ese inter, los jóvenes necesitan seguir aprendiendo. Seguir siendo jóvenes.

 


Sobre el autor:

Fernando A. Mora es doctor en estudios humanísticos por el Tecnológico de Monterrey y filósofo por la Universidad Panamericana, también fue investigador visitante en el Instituto Iberoamericano en Berlín, Alemania. Actualmente es director de la PrepaTec Multicultural del Campus Ciudad de México y realiza investigación sobre inteligencia emocional, salud mental y habilidades multiculturales en jóvenes. Amante de la carne asada, fan de los Red Sox y del Atlas de Guadalajara; aunque ganen. Está a favor de: las oportunidades para los jóvenes, la empatía y la solidaridad. En contra de: el odio, los prejuicios y la violencia.

*Las opiniones expresadas en este espacio son a título personal.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password