El triunfo de Pep Guardiola


Gabriel Martínez

@gabomartinez_10

IG: gabo_martinez_

 

La palabra ‘fracaso’ es un sustantivo potente y muy difícil de utilizar. Es un término que al escucharlo genera atención, incluso sin saber su significado, por la fónica que produce. Eso ha ocasionado que a menudo, el término se abarate en el entorno periodístico y sobre todo en el deportivo.

A los periodistas nos cuesta trabajo su aplicación, porque al utilizarlo, fácilmente podemos caer en la exageración. Sin embargo, tampoco hay que tenerle miedo, porque es muy normal fracasar en el deporte. Todos los atletas de élite han pasado por eso alguna vez. Y todos los años, equipos o jugadores que tenían un objetivo para la temporada y no lo logran, pues evidentemente fracasan, lo que no quiere decir que estén exentos de ser exitosos en un futuro, o que ya lo hayan sido anteriormente.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, fracasar significa “malograr algo, o tener un resultado adverso en una empresa o negocio”. Partiendo de ahí, (y estoy seguro de que muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero al final, el arte es subjetivo e intrínseco, y el futbol es uno), Pep Guardiola fracasó de nuevo.

El entrenador del Manchester City se quiso curar en salud un día antes del partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de Europa, en donde terminó eliminado por el Tottenham, que únicamente fue mejor en la cantidad de goles como visitante que anotó, porque el marcador global quedó igualado. El día anterior al duelo, Guardiola dijo que el City no lo contrató para ganar la Champions, sino para jugar mejor al futbol, declaración que me parece insensata para un club que ha gastado más de 600 millones de euros en reforzarse desde que llegó Pep al banquillo, y no los ha gastado solo para jugar bonito, sino para ganar. Claro que un juego equilibrado y vistoso, como el de Guardiola, te acerca más a un campeonato, pero en el futbol se gana o se pierde, jugando como sea. Así de injusto es.

Ante la eliminación de los ‘Sky Blues’, varios colegas se manifestaron indignados en Twitter con la gente que señalaba que lo de Pep era un fracaso, y es muy entendible, sobre todo tratándose de un personaje que irrefutablemente pasará a la historia como uno de los entrenadores más importantes y revolucionarios de la historia del futbol. Eso es Josep Guardiola y por eso tiene a tantos defensores de capa y espada. Pero hay que entender que pocos ponemos en duda su capacidad e importancia. E incluso para mí gusto, el Manchester City jugando a tope, no tiene competidor en el mundo. Es el equipo que más lindo juega y mejor representa en la actualidad el Futbol Total que Johan Cruyff delegó a su mejor alumno, el mismo Guardiola.

Sin embargo, el juego de la pelota no existiría sin los aficionados, y el día de mañana los títulos son los que marcan a la hinchada, los que esparcen mayor alegría, y los que son cincelados para siempre. Un equipo puede jugar lindísimo, y seguramente ir al campo para ver a este Manchester City ha de ser una experiencia estéticamente inolvidable. Pero títulos, son títulos. ¿Quién recuerda que hace un año, en la final de la Copa de Europa, el Liverpool fue mucho mejor en el campo que el Real Madrid? Nadie. Todos recordamos que los merengues alzaron su tercera Champions consecutiva.

Cuesta trabajo humanizar a los extraterrestres del deporte, porque son ídolos, son héroes, son totales, son dueños de una parte de nosotros, de una parte de nuestros sentimientos. Y no queremos verlos caer, y cuando caen no lo aceptamos, porque no queremos recordar que ellos también son personas, y porque esa parte que poseen de nostros también se la llevan al piso y vaya que duele. Pero ellos son lo que son, porque han fracasado.

Platicando con un amigo acerca del emprendimiento, me contaba una anécdota, de que los más ricos e importantes empresarios del mundo (si no me equivoco eran de Silicon Valley), miden su grandeza con respecto al número de fracasos que han tenido, y el que más empresas ha quebrado es por ende el mejor de todos. No me he dado la tarea de comprobar ni de investigar más información acerca de este tema, pero le encuentro todo el sentido. Qué fácil sería la vida de otra forma.

Pep Guardiola fracasó a nivel europeo en el Bayern de Munich, y hasta el momento también en el Manchester City (pero tampoco olvidemos lo difícil que es ganar la Premier League, título que ya consiguió). Pero es un grande, y seguramente regresará mejor, con el City o con otro equipo.

Hay diferentes tipos de entrenadores: los que se defienden, los que atacan, los que son gestores de vestuario, los motivadores… Pep es la clase de entrenador que hace todo eso y lo comulga con un futbol de fantasía. Por eso da pesar no verlo más en la Champions, porque de los embajadores de Johan Cruyff que aún competían en el torneo (Barcelona, Manchester City y Ajax), el que mejor lo hacía era el equipo de Pep. Pero cometió algunos errores, sobre todo en el partido de ida, en donde el Manchester City no fue el Manchester City, en la vuelta sí lo fue, pero no le alcanzó, y se quedó corto en un objetivo importantísimo que era poder colocarse en la cima de Europa con otro equipo que no fuera aquél mejor Barcelona de todos los tiempos. Seguramente lo logrará, pero será en otro momento.

 


Sobre el autor:

Gabriel Martínez es un periodista especializado en deportes. Ha trabajado en el diario español La Vanguardia, actualmente es conductor del programa televisivo de Adrenalina en Grupo Imagen y escribe en el periódico Excélsior. Tiene un máster en periodismo y un diplomado en marketing y negocios deportivos. Es violonchelista de clóset y devoto de la actividad física. A favor de: la educación y la igualdad social. En contra de: la censura, el radicalismo, y el sedentarismo.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password