En defensa de la democracia


Anahí Benítez

@anahibenitezs

 

Parece que fue ayer cuando surgió la necesidad de tener bases confiables que dieran certeza y legalidad a las elecciones y es que, el primer destello que México tuvo hacia una formación moderna de sistema de partidos apareció en 1977, cuando inició la transición hacia una vida democrática. Después de las elecciones de 1988, era urgente contar con una institución confiable. Por ello, el 14 de julio de 1990 la Cámara de Diputados aprobó el cambio más importante y significativo para nuestra vida democrática: el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, y con ello, la creación del Instituto Federal Electoral.

Era más que evidente, nuestro país estaba atravesando por cambios sumamente importantes y tener un sistema de partido hegemónico ya no configuraba con la realidad, era un país que se aceleraba en materia económica y social; nuestra vida democrática no podía quedarse atrás.

Veintiocho años después y con la confianza más que ganada durante estos años, el hoy Instituto Nacional Electoral, realizó la gran labor de llevar a cabo la elecciones presidenciales: 3 de los principales partidos políticos en México esperaban los resultados y el eterno candidato, que por 18 años había buscado la Presidencia de México, lo había logrado: con los resultados en manos del presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y sin impugnaciones ni demandas relevantes, se le entregó la constancia que lo acredita como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos al igual que a quienes habían “competido” bajo el estandarte de MORENA. Sorprendentemente no hubo queja alguna en contra del INE, (recordemos que años anteriores llamó a la ciudadanía a desconfiar de las instituciones). ¿Será tal vez porque los resultados le favorecieron y no tenía nada que agregar?

El próximo año será un año electoral sumamente complejo: además de que se tendrá un padrón electoral nunca antes visto (de acuerdo con cifras del INE, serán 96 millones de electores), se disputarán más de 3 mil cargos, incluyendo las 15 gubernaturas.

El INE será quien vuelva a organizar y ejecutar las elecciones y que no quepa duda: el PRI llegará con la frente en alto, a un escenario muy competitivo y dispuesto a dar todo para ganar. Ante los nulos resultados que ha tenido el gobierno de MORENA, el escenario es más que claro: perderá los espacios y que no nos extrañe que al materializar las consecuencias de su propio desempeño, le eche la culpa a quien por 30 años, ha demostrado legalidad, neutralidad y lo más importante, confianza. Somos los ciudadanos quienes estamos obligados a defender lo que por años ha costado construir, un instituto que ha demostrado a lo largo de los años su imparcialidad.

Al final del camino y lo más preciado de las respetable de las elecciones, es que somos nosotros quienes en el día de la jornada electoral, recibimos los votos y damos certeza y legalidad del ejercicio democrático.  No desconfiemos de nosotros y nuestro trabajo, no esperemos la típica frase “te lo dije” para saber que eso ocurrirá: MORENA perderá escaños como consecuencia de su nulo trabajo y conocimiento hacia México. Defendamos a México, a sus instituciones, pero sobre todo, defendamos a la democracia.

 


Sobre la autora:

Anahí Benítez Sánchez, es licenciada en Relaciones Internacionales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Maestra en Gobierno y Políticas Públicas por la Universidad Panamericana. Fue Secretaria Particular del Coordinador General de Centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Ahora es Secretaria Técnica del Secretario de Estados en Oposición del Partido Revolucionario Institucional. Está a favor de la socialdemocracia y el feminismo, en contra de los gobiernos populistas. 

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password