¿Hasta cuándo va a durar esto?


Eduardo Navarrete

@elnavarrete

Para leer con: “The Uncertainty Principle”, de The Heliocentrics

Por primera vez no es necesario echar mano de Google para asegurar que la pregunta más hecha por niños y adultos, abogados y personas, en público o a solas, definitivamente es ¿hasta cuándo va a durar esto?
  • Si por “esto” hablamos de la cuarentena, resulta complicado saberlo, no solo por seguir descubriendo nuevos picos cuando se nos había prometido que ya había sido domado el brote, sino porque nadie entiende el cruce de instrucciones y muchos ya tomaron las calles. En el pico de una pandemia.
  • Si por “esto” nos referimos a la enfermedad, las apuestas lucen más volátiles en un contexto en el que la estrategia prioritaria recomendada por organismos públicos y privados -las pruebas masivas- extrañamente no figuran en la agenda. ¿Será para ahorrarse lo que al final del día saldrá más caro, o como depositario al margen de algún argumento campechano a modo?
  • Si referíamos a la crisis económica, en realidad no hemos visto más que los cortos de una película de la cual desconocemos intensidad y género (puede ser de intenso drama o incluso de ciencia ficción).
  • Si hablamos en cambio, de una agenda nacional secuestrada por políticos, no parece haber señal para desafiar lo acostumbrado. La inclusión ciudadana se he vuelto retórica del club político y actualmente se perciben más aversiones que incentivos para motivar su participación.
  • Si se trata de los jaloneos internacionales en medio de una crisis sanitaria, podemos esperar guardados y sentados a que China y Estados Unidos descubran en su arsenal diplomático la empatía o la colaboración. El segundo ha arreciado sus ataques por cómo fue abordado el brote pandémico y por el manejo del conflicto en Hong Kong, en lugar de suponer que esa ruta tiene un destino y es un precipicio.
  • Si estamos haciendo referencia al pendiente de atender la irresponsable convivencia con el medio ambiente, parece más cercano que aumente dicha deuda que asumir compromisos con energías renovables y tomar acciones personales de una manera comprometida. Absurdo, pero real.
  • Si en cambio estamos hablando del problema de inseguridad, esta parece no figurar en las abstractas prioridades de gobierno. Tanto cifras oficiales como de organizaciones civiles coinciden: el tema está fuera de control y en escalada.
  • Si de lo que hablamos es del aplanamiento de la curva, creo que para nadie es nueva la oleada de contradicciones y el franco desconocimiento de dónde y cómo estamos parados (¿estamos parados?). Nadie cree las cifras. Y es miserable que encima se pretenda hacer política en un contexto así.
  • Si más bien hacemos referencia a la falta de resultados derivada de la ausencia de una estrategia del tamaño y magnitud del problema, no se ve para cuando despierte la administración pública, por el contrario, hemos atestiguado una pobre anticipación y una casi nula planificación, además de un liderazgo cuestionable en una emergencia que exige lo contrario.
La incertidumbre es una forma de conocer las fronteras. Probablemente es muy pronto para saber cuándo acabará esto, pero tal vez sea más valioso encontrarle sentido. No solo a no hacer tu vida acostumbrada, sino a tener una postura definida y activa en torno de cada uno de los puntos arriba expuestos como “esto”.
“Esto” es tu vida.

Sobre el autor:

Eduardo Navarrete es un periodista, fotógrafo y administrador público que se apasiona por los contenidos. Condujo equipos en Grupo Reforma, Grupo Medios, Televisa y Cultura Colectiva. Participa en una iniciativa de acompañamiento a empresas para formar equipos de alto desempeño desde la atención plena y recién fundó una empresa de generación y curaduría de contenidos transmedia.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password