La invasión del sargazo


Ricardo M. Salas

@segunricardo

“De junio, a la fecha, calculamos que se ha perdido el 40 por ciento de los corales del Caribe Mexicano”.

—Rosa Elisa Rodríguez, Investigadora de la UNAM y experta en Ecología de Arrecifes Marinos.

 

Si estás planeando tu siguiente vacación a la playa en México, quizás quieras repensar tus opciones. A raíz de un artículo pasado, mi colega María Escalante me ha mencionado que el tema de la contaminación en el Caribe mexicano está empezando a ser noticia en Londres, lugar donde ella vive junto con su esposo Diego desde hace más de dos años. Durante nuestra última plática, me dijo que un conductor de Uber le había compartido sus ganas de visitar la Riviera Maya, pero que ahora estaba pensando en otros países porque había escuchado que las playas mexicanas estaban “filled with seaweed” (“o llenas de sargazo”, en inglés).

Confieso que no fue hasta dar con un reportaje por El País que comprendí la gravedad del asunto: el Caribe mexicano se está ahogando en este tipo de alga marina, y aunque la aparición de este organismo parece darse por temporadas como parte de un proceso natural en los ecosistemas marinos, esta primavera los turistas internacionales se están llevando una sorpresa muy desagradable. Esas playas blancas que se ven en internet cuando uno busca ‘Mayan Riviera’ hoy están invadidas por miles de toneladas de un alga parda y densa, lo cual no resulta nada agradable para caminar en la playa o nadar, ya que el sargazo se descompone rápidamente al llegar a las costa y emite un olor espantoso (por si habías pensado en celebrar tu boda en la playa, descripción con la que comienza el reportaje de El País).

Las imágenes son bastante impactantes y capaces de quitarle las ganas de vacacionar a cualquiera. La situación parece haberse puesto tan desagradable que muchos hoteles están empleando tractores para limpiar el alga de sus playas, y los gobiernos locales de Yucatán y Quintana Roo están tomando medidas extraordinarias para poder procesar esta cantidad descomunal de alga que se está multiplicando alrededor de la península.

Todo parece indicar que esta cantidad descomunal de sargazo se debe a una combinación de factores, todos ellos provocados principalmente por el cambio climático: aguas más cálidas y con mayores niveles de contaminación parecen ser el ambiente ideal para que este organismo marino se reproduzca, contando con más nutrientes o fertilizantes para su supervivencia. Los últimos reportes indican que la llegada masiva de esta macroalga (que a veces puede venir desde Brasil, según entiendo) no tiene comparación histórica y está poniendo en riesgo a gran parte de los corales y ecosistemas marinos que hacen al caribe un destino tan único y atractivo para el turismo internacional.

En el reportaje para El País, Rosa Elisa Rodríguez, Investigadora de la UNAM y experta en Ecología de Arrecifes Marinos, asegura que a la hora de descomponerse cerca de la playa, el sargazo afecta el paso de la luz hacia el lecho marino, disminuye la concentración de oxígeno, y modifica toda la calidad del agua en la región, matando arrecifes de coral enteros y alterando el frágil balance de los ecosistemas marinos mexicanos.

En el mar la vida (ya no) es tan sabrosa: Un grupo de turistas se abre paso en Tulum para nadar en aguas cubiertas de algas pardas. Imagen: Gladys Serrano para El País.

Por mi parte, tuve la oportunidad de platicar por teléfono con Natalia Moncada, una joven chilena que estuvo vacacionando en la zona a principios de marzo y que me comentó lo siguiente sobre su reciente visita a Tulum:

“Yo tenía muchas ganas de ir por la típica postal… por lo que ha visto uno, al menos en internet; que están estas ruinas y abajo está la playa color calypso. Obviamente estaba esperando ese momento y cuando me asomo para sacar la foto… en realidad en la postal el agua era café ¡y ya no era calypso! Fue la gran decepción, porque en realidad creo que quizás no hubiera ido a ese tour si hubiera sabido que el efecto del sargazo era tan grande.”

La joven también me contó que a su llegada a un hotel en Cancún notaba una gran mancha verde a lo largo de la costa, y que cuando bajó a la playa se dio cuenta de que nadie se estaba metiendo al mar por el exceso de esta alga en el área de resorts:

“Al parecer este tema del sargazo es como una plaga incontrolable. Lo que yo percibí es que no se sabe qué hacer con él porque viene en cantidades bastante masivas, y creo que sí está afectando a la industria del turismo en México”, comenta Moncada sobre su experiencia en la Riviera Maya.

Catástrofe ecológico: La creciente invasión del sargazo está poniendo en peligro a miles de arrecifes de coral en el corazón turístico de México. Imagen: Gladys Serrano para El País.

Bueno, ¿Y luego?

Si estás leyendo esto desde alguna de las grandes ciudades en México o América Latina, parece ser que haya poco que uno pueda hacer al respecto. Estamos presenciando otra catástrofe ecológica que ha sido causada por los miles de millones de toneladas de dióxido de carbono que hemos emitido como especie a la atmósfera. Es cierto que los gobiernos locales pueden implementar programas ambiciosos para limpiar las playas, pero estas acciones también tienen sus limitantes, y lo triste es que fenómeno solo se hará cada vez más común conforme la temperatura de los mares aumenta alrededor del mundo.

Otro punto a tomar en cuento son los millones de empleos que dependen directamente de la inversión turística en México. El año pasado, el gobierno federal presumía haber logrado ingresos récord a través del turismo, y que hasta un 8.8% del PIB provenían de este sector. La nueva administración, sin embargo, ha optado por desaparecer al Consejo de Promoción Turística de México, un programa que si bien distaba de funcionar correctamente, había ayudado a posicionar a México como uno de los grandes destinos para vacacionar en las ferias del turismo internacional.

La arrogancia en gobierno y la mala planeación se paga caro. México pasó de ser un actor importante en las ferias turísticas a nivel internacional a un destino patito, como lo demostró con su vergonzoso stand en la ITB de Berlín este año, uno de los congresos para la promoción turística más importantes a nivel mundial. Esto no solamente hace que el país pierda visibilidad como destino para el viajero, sino que también pone en riesgo a cientos de miles de trabajos, cuyos ingresos dependen del sector turístico.

No estamos para ponernos los moños, y como dice el refrán norteamericano: “If it ain’t broke, don’t fix it”. La Cuarta Transformación decidió hacer todo lo contrario y desaparecer —a martillazos— todo el legado de la administración pasada, con el marketing turístico siendo de lo poco rescatable. El gobierno actual buscó desaparecer programas como el de CPTM y ProMéxico para promover su discurso de austeridad. Con catástrofes como la invasión del sargazo en el Caribe Mexicano, el gobierno tendrá que ponerse muy creativo para seguir promoviendo la actividad económica en áreas como la Riviera Maya. Hay gente cuyos empleos dependen de ello, y la naturaleza por su parte, no dará tregua.

 


Sobre el autor:

Ricardo M. Salas es comunicador especializado en política pública. Conduce un programa sobre emprendimiento en México y América Latina, y escribe sobre diversos temas de interés colectivo: salud pública, desarrollo sostenible, ciencia y tecnología, política y cultura popular. Fungió como analista político desde Alemania y ha entrevistado a algunos de los actores más influyentes de la agenda internacional. Es audiófilo por accidente y melómano de tiempo completo. Está a favor de: el estado de derecho. En contra de: la prepotencia, el nacionalismo y los extremos de la política de identidad. Puedes saber más sobre él en www.segunricardo.com

Mercedes Migoya1 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password