¿La geopolítica detrás del traspaso de Messi al PSG?


Por: Melisa Toranzo

 

Durante las últimas semanas, la salida de Lionel Messi del FC Barcelona y la inmediata llegada al Paris Saint – Germain fue quizás la noticia que más relevancia tuvo en los diferentes medios internacionales. Después de 21 años, el argentino dejaría el club que lo vio crecer para sumarse al equipo parisino. 

Tras la salida de Messi del FC Barcelona, expertos del futbol y de la prensa internacional apuntaban a que se sumaría al Manchester City, equipo dirigido por Pep Guardiola en Inglaterra, pero la rápida oferta de los líderes qataríes hicieron que, en menos de 24 horas, esa posibilidad quedara anulada. 

 

 

El futbol como elemento estratégico de poder para la consolidación de un Estado 

Es posible decir que Qatar utiliza como nadie el poder de la diplomacia deportiva. Esta práctica comenzó en el año 2000 pero tomó mayor relevancia después de 2008, cuando el gobierno lo plasmó en su plan de desarrollo, conocido como Qatar National Vision 2030. Es a partir de este momento cuando, a través de diferentes acciones deportivas, comienza a expandir su poder tanto a nivel regional como internacional. 

En 2010 y en medio de controversias por sobornos y tráfico de influencias, el Emirato fue elegido como sede anfitriona del  Mundial de Futbol 2022, un hecho que, junto con la adquisición del PSG, ha sido el principal catalizador para la expansión de su posicionamiento internacional. 

Durante el 2011, el fondo soberano de Qatar, dirigido por Nasser Al-Khelaifi, compró al equipo francés y comenzó una reconstrucción del club con el objetivo principal de consolidarse en Europa, volverse un club atractivo para grandes figuras del futbol internacional y ganar la Champions League. 

 

Desarrollo de un país  y conflicto internacional 

El rápido crecimiento económico y el desarrollo de una diplomacia deportiva y cultural fuerte le permitió a Qatar consolidarse como potencia regional, pero también comenzó a generar rispideces con sus vecinos. El lanzamiento del plan de modernización Qatar National Vision 2030 en 2008 supuso grandes tensiones con Arabia Saudita, su principal aliado regional hasta el momento.  Ambas monarquías decidieron llevar adelante proyectos a mediano y largo plazo con reformas políticas, económicas y sociales que permitieran a ambos países impulsar el desarrollo y generar economías menos dependientes de los hidrocarburos. 

Tanto el plan de transformación y desarrollo 2030, así como los cambios en el contexto regional a mediados del 2011 con la Primavera Árabe, hicieron que la política exterior llevada adelante por el Emirato tomara un nuevo rumbo y comenzara a adoptar un papel más activo en la región, involucrándose de manera directa en los conflictos que acontecen en la zona. 

El cambio de líder que se da en Qatar durante el año 2013, cuando asume Tamim bin Hamad Al Zani, fundador de Qatar Sports Investment y miembro del Comité Olímpico Internacional, también fue un factor importante en el desarrollo de la diplomacia deportiva qatarí. 

Es importante destacar que el gobierno qatarí tiene muy en claro que no hay disciplina o actividad humana similar que proporcione un papel tan integrador como el deporte y que éste sirve como herramienta de entendimiento y plataforma facilitadora de la comunicación tanto de individuos, organizaciones y Estados. Y es desde ahí que la dirigencia política ha alineado sus objetivos de hard power de manera tal que puedan ser alcanzados a través de una mezcla de diplomacia deportiva y mecanismos de soft power. 

Estas acciones le han permitido alcanzar resultados positivos como los son:  ejercer su influencia tanto a nivel regional como internacional, aumentar sus inversiones en importantes clubes europeos exportando la marca “Qatar”, organizar durante los últimos años eventos de categoría mundial y atraer público así como también elevar su posicionamiento internacional. Pero de igual manera, le ha generado una serie de tensiones y ruptura del status quo con sus países vecinos, lo que conllevó a  la llamada Crisis del Golfo iniciada en 2017 y que se mantiene aún sin resolución . 

Una de las principales causas de la crisis fue la vinculación del Emirato con diferentes grupos terroristas. Pero lejos de verlo como un problema, Qatar lo utilizó como una oportunidad para establecer nuevas relaciones diplomáticas y desarrollar una política aún más agresiva en términos de poder blando y expansión de su influencia. Fue durante el período 2017-2018 cuando el Paris Saint- Germain realizó el traspaso de Neymar Jr. que, con una transacción de 222 millones de euros (257 millones de dólares), se convirtió en el fichaje más caro y mediático de la historia hasta el momento. La operación le permitió a Qatar demostrarle al mundo y a sus países vecinos que, aún con restricciones económicas y financieras ocasionadas por algunas sanciones, era capaz de conquistar el fútbol europeo. 

 

¿Por qué PSG? 

Con este contexto, es posible entender por qué una figura como Lionel Messi apuesta por el PSG. Desde la llegada de capitales qataríes al club, se puso en marcha una construcción del mismo, destinando miles de millones en fichajes, entrenadores y centros de entrenamiento. 

Fue desde ese momento en que ganar la Champions League se convirtió en el objetivo central para su consolidación. El equipo al que llega Messi podría considerarse un dream team: Mbappé, Sergio Ramos, Neymar y Di Maria, son algunos de los miembros de la plantilla parisina que lo acompañará. Todos los esfuerzos están puestos en la competición europea porque, de ganarla durante la temporada 2021-2022, sería no sólo la consolidación del club francés sino también una gran jugada de marketing y soft power que Qatar usará a su favor. 

Los ojos del mundo estaban en el debut del futbolista argentino, que sucedió ayer en contra el Reims, pero también están en conocer qué alcanzará el PSG y cómo le saldrá la jugada a Qatar, ¿se consolidará como el país que mejor uso hizo de su diplomacia deportiva o sólo será otro club-Estado con el traspaso más mediático de la historia?

 


Melisa es licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano en Buenos Aires. Trabaja como consultora en Ineos Team UK, un equipo deportivo en el que se desempeña como Project Manager del proyecto “Vertical Villages”, un programa que se encarga de llevar adelante los planes de legado social y deportivo de las diferentes competencias deportivas en las que participa el equipo. También colabora como Business Manager y Editora del portal informativo Central American News.  Es fanática de los deportes y de  cómo estos pueden ser un elemento de transformación de sociedades. 



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password