La Liga MX se desvanece ante el cambio súbito del futbol


Gabriel Martínez

@gabomartinez_10

IG: gabo_martinez_

 

Está por finalizar uno de los torneos más tristes que he visto en el futbol mexicano. Quizá el peor de todos desde que sigo la liga, cuando tenía alrededor de siete años. Por supuesto que en mi infancia no juzgaba con el poder analítico que me ha otorgado el periodismo, y es por eso que a veces me pregunto si en verdad el balompié de nuestro país ha ido en decadencia a lo largo de todos estos años, o simplemente antes no me percataba de las cosas que hoy me parecen importantes.

Quizá las razones tengan un poco de todo. Pero me niego a pensar que el futbol que en algún momento me apasionó y me impulsó a dedicarme a los deportes, es el mismo que hoy vemos por televisión.

El torneo Guardianes 2020 ha sido realmente triste en todos sus ángulos. Por supuesto el más importante de ellos, la muerte de miles de mexicanos debido a la pandemia. El hecho de saber que cada día hay gente muriendo en los hospitales ha puesto en pausa el ánimo y ambiente que acompaña a nuestro futbol semestre a semestre. Eso se refleja indudablemente dentro de la cancha.

“Somos el equipo del pueblo”, dice el ‘Cholo’ Simeone, técnico del Atlético de Madrid. Un entrenador que dirige convencido de que el jugador más importante de su equipo no está en la cancha, sino en la grada. Un estadio sin público, es un estadio sin alma. Y así se ha asentado en los últimos meses.

Sin embargo, sigo creyendo que los encargados del espectáculo, los 22 jugadores dentro del rectángulo, han quedado a deber de forma mayúscula. 

Platicando con un reconocido periodista de TV Azteca, comenzamos a desmenuzar las razones por las cuales el futbol en México no es tan apasionante como antes.

“No recuerdo haberme enamorado de este espectáculo en mi niñez”, le comentaba. Me respondió de manera muy analítica y acertada que el futbol ha cambiado demasiado porque hoy hay atletas sobre la cancha, no futbolistas. Es decir, antes éramos cautivados por la magia de Cuauhtémoc Blanco, los regates del ‘Chelito’ Delgado, la técnica y el corazón de José Saturnino Cardozo, la irreverencia del ‘Bofo’ Bautista.

“Hoy el futbol es más físico”, apuntaba, nuevamente, de forma oportuna. Hoy no existen ese tipo de figuras, o por lo menos hay muy pocas. Hoy el goleador de la Liga MX, Jonathan ‘Cabecita’ Rodríguez es un delantero veloz, corpulento, destacado más por sus cualidades físicas que por su exquisitez con la pelota. Y podemos mencionar decenas de jugadores con esas características: Carlos González, Alexis Vega, Henry Martín, hasta el propio André-Pierre Gignac, que tiene una técnica de antología, pero no sería el mismo sin esa robustez. 

Lo que quiero decir es que si antes se requerían este tipo de elementos para defender, hoy los hay en todo el campo, por lo que este deporte es más que nunca una batalla física, lo que hasta cierto punto le ha quitado sabor al espectáculo. De acuerdo. Pero no me satisface por completo todo lo anterior. Sigo creyendo que los profesionales de la pelota quedan demasiado a deber en cuestiones de entretenimiento, y la Liga MX no está haciendo nada para intentar revertir esta crisis.

Mi primer partido en vivo, no recuerdo exactamente cuántos años tenía, fue un Atlante vs. Tecos en el Estadio Azulgrana, que después se quedó como “Estadio Azul”, cuando los Potros dejaron de jugar ahí. Recuerdo pocas cosas de ese partido, pero tengo muy claro que el inmueble estaba lleno. ¡Lleno total en un Atlante vs. Tecos!, mientras en la actualidad cuesta trabajo llenar un Chivas vs. América, o un América vs. Cruz Azul. Es la gente del futbol gritando que no está conforme con el entretenimiento. Y poco se ha hecho al respecto. La Liga MX parece estar en pañales, con pobre espectáculo, con un sistema de competencia que poco aporta al crecimiento deportivo, y que nada o poco ha hecho por darle la vuelta a la “evolución física” del futbol que ya señalamos.

La temporada ha sido muy triste por muchas cosas, como ya dije. La pandemia ha sido un factor devastador para todas las industrias en todos los sentidos, incluyendo el emocional. Pero el futbol es de las pocas alegrías que hay en este momento, y con dolor, digo que desde hace unos cinco o siete años, quizá un poco más, le ha quedado a deber a toda esa gente que a lo largo de su vida ha contado los días de manera ansiosa, esperando a que llegue el fin de semana, el día de partido de su equipo.

 


Sobre el autor:

Gabriel Martínez es un periodista especializado en deportes. Ha trabajado en el diario español La Vanguardia, actualmente es conductor del programa televisivo de Adrenalina en Grupo Imagen y escribe en el periódico Excélsior. Tiene un máster en periodismo y un diplomado en marketing y negocios deportivos. Es violonchelista de clóset y devoto de la actividad física. A favor de: la educación y la igualdad social. En contra de: la censura, el radicalismo, y el sedentarismo.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password