Miedo de vivir


Camila Sánchez Bolaño

@CamilaSanB

En un país en donde ocurren nueve feminicidios al día, las mujeres tenemos miedo de vivir. Nos aterra salir a la calle solas y si alguna vez nos atrevemos a hacerlo, sufrimos y desconfiamos de cualquier persona que se nos acerca para ofrecernos algún postre o del joven que intenta vendernos unas galletas para poder pagar sus estudios.

Y no exageramos, en verdad nuestro miedo está justificado. Cada día nos levantamos para leer noticias en las que vemos rostros de mujeres que han sido agredidas, desaparecidas, violadas, torturadas y abusadas en nuestro país, en nuestra ciudad, en nuestra colonia y posiblemente, en nuestra misma calle.

Sin embargo, parece que lo más terrible de este descontrolado abuso a la mujer es que, como sociedad, justificamos esas agresiones con frases como: “eso le pasa por salir sola a la calle”. Creemos que protegemos a nuestras hijas cuando les decimos: “ves, eso sucede cuando utilizas el metro en las noches” o “por eso no debes de salir con faldas cortas”. Justificamos a los agresores y las mujeres terminamos siendo las únicas culpables de nuestra propia desgracia, de nuestra propia muerte.

Este sábado miles de mujeres y hombres salimos a marchar a las calles de la Ciudad de México para reclamarle a nuestros gobernantes que nos devuelvan la libertad de caminar solas por las calles a la hora que se nos dé la gana, exigimos que nos otorguen la seguridad que tanto nos han prometido. Porque de nada sirve cambiarle el nombre a las instituciones, proponer nuevos y “más seguros” planes de movilidad, asegurarse de que las estaciones del metro estén correctamente iluminadas o atiborrar de mujeres puestos directivos en instituciones de gobierno. De nada sirve que las mujeres hayan alcanzado la paridad de género en el Congreso en las elecciones del 1 de julio o la creación de la polémica Guardia Nacional, cuando no podemos sentirnos seguras de pasearnos por nuestra ciudad.

Ante las denuncias de mujeres que fueron acosadas o que sufrieron un intento de secuestro en las últimas semanas, las estrategias de seguridad de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se quedan cortas. Necesitamos mejorar la educación, debemos de buscar una estrategia que coloque a hombres y mujeres en el mismo lugar, una que enseñe a los jóvenes que la vida de cualquier mujer vale exactamente lo mismo que la suya.

La marcha no fue solo de feministas, fue de ciudadanos cubiertos en pañoletas moradas, hartos de la violencia que se vive en este país en contra de las mujeres. Fue por la equidad, porque no es justo que un género viva más seguro que el otro. Fue una caminata suplicando por mejorar la educación de las futuras generaciones para que, tanto niños como niñas, comprendan que nadie merece sufrir por el simple hecho de haber nacido mujer o hombre. Porque cuando no educamos ponemos solamente un parche en la herida que no parará de sangrar, posiblemente baje el número de acosos en el metro dentro de unos meses, pero eso no solucionará el grave problema de machismo que está arraigado en nuestra sociedad y que la da un valor superior a los hombres que a las mujeres. Las mujeres queremos estar seguras y llenar de guardias nuestro camino no nos permite caminar solas y libres por las calles.


Sobre la autora:

Camila Sánchez Bolaño es periodista mexicana, feminista y defensora de los derechos de la mujer. Es editora de Horizontes en la revista Newsweek México y ha sido locutora en MVS Noticias y Radio Ibero. A favor de: la marihuana legal, el aborto como decisión personal y los derechos indígenas. En contra de: el abuso sexual y el de poder.

Mercedes Migoya0 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password