Ni rojos, ni azules, unídos, la pugna entre dos presidentes


María Pía Taracena Gout

@piataracenagout

 

Las elecciones en Estados Unidos llegaron a su fin. Fue una semana, la primera de noviembre, en la que el país que más atrae espectadores en sus procesos electorales tuvo al mundo en vilo. Como si se tratara de una carrera de caballos, estuvimos pendientes de quién sería el ganador hasta que, finalmente,  el pueblo norteamericano eligió, por una cabeza, a Joe Biden como el presidente número 46.

Las cifras fueron impresionantes, la campaña costó billones de dólares, los votantes salieron en millones a votar, la audiencia de los debates fue medida en millones de espectadores también. Todo en ese país se mide en superlativo.

Las lecciones son muchas: Primero que la democracia americana y el sistema electoral están vivos y coleando. Me refiero a que nos hemos perdido en la discusión pública en que si el Colegio Electoral está obsoleto Que quizá sí, pero al parecer ahora sí representó o representará, (el Colegio Electoral se junta hasta el 14 de diciembre para dar su aval al ganador) el resultado del voto popular. Además hay que resaltar el gran trabajo a nivel estatal, que para contar votos, se han tomado su tiempo y han respetado sus reglas.

Segundo, es importante  entender que el proceso electoral tiene sus formas y sus tiempos. Si bien la proyección del triunfo de Biden la dan los medios de comunicación, la suma de votos electorales está del lado del ex vicepresidente. El balance a su favor se refleja también en el reconocimiento del triunfo de una gran mayoría de jefes de Estado a escala mundial, simpatizantes o no de la causa demócrata. El no hacerlo te pone en el lado de la balanza, no solo de los que no lo han hecho, sino también de los que probablemente enfrentarán dificultades a la hora de negociar temas de la agenda de Biden como el cambio climático, estrategias del COVID, el racismo y otros. En Estados Unidos son muy sensibles a los tiempos en los que los otros reaccionan a sus decisiones y acciones. Si Biden aceptó su triunfo es por cálculo político y seguridad en el mismo, entender el juego político y no solo las formas es esencial para los actores internacionales frente a Estados Unidos.

Tercero, que el presidente Trump va a impugnar la elección hasta el límite, no había duda. Vino preparando el terreno tiempo atrás. Es un juego político, en el que para él todo es ganar-ganar. El tema es, si en algún momento tendrá una actitud democrática al aceptar su derrota. La figura clave debe ser el Partido Republicano que corre el riesgo de negar sus propios triunfos en otros espacios de la elección, cómo las cámaras en el Congreso o las legislaturas estatales y algunas gubernaturas.

El mensaje contundente del presidente electo es que los Estados Unidos no deben ser ni rojos, ni azules sino que deben estar unidos, pero hay diversos retos. Uno de ellos es lograr la des-trumpisación de la  vida política del país, esto es cambiar la forma en las que el presidente Donald Trump ha conseguido posicionarse mediante un discurso agresivo, una actitud polarizante hacia la sociedad y desafiante de las instituciones.

El contraste en los discursos de ambos presidentes es impresionante, uno para la  unión, el de Biden, el otro para el desafío, el de Trump. Desarticular esta narrativa será el reto más difícil para la mancuerna Biden-Harris, pero puede ser un buen comienzo para enfrentar, de manera real, los enormes problemas que tiene Estados Unidos y que se reflejan en la manera en la que la ciudadanía de ese país votó.

En los próximos meses, hay que recordar que la actual administración de Trump termina el 20 de enero, nuestro vecino del norte tendrá dos presidentes, uno electo y el otro nombrado “lame duck president”.

El presidente Trump tendrá limitaciones en su quehacer ejecutivo, a pesar de seguir teniendo el poder. Si bien puede hacer “daño” con su toma de decisiones, frente a las instituciones un presidente que dice que no está acostumbrado a perder, se la cobrará al primero que tenga enfrente y pueden rodar cabezas A nivel nacional, ya despidió a su secretario de Defensa  Mark Esper y en la arena internacional muchos temen que haya represalias contra los países que lo han reconocido.

La guerra entre Biden y Trump se dará por supuesto en el campo mediático. Nos vamos a tener que acostumbrar a un diciembre en el que ambos personajes van a salir constantemente en los medios y en las redes sociales, confrontando sus ideas e influencias. El tema más urgente, el manejo de la pandemia y todo lo que conlleva (las muertes, la economía, los infectados y sobretodo la vacuna), serán en los próximos días, la munición con la que los balazos y no los abrazos del  republicano frente al demócrata, complicarán la transición y las posibles “buenas intenciones” de Biden para ir construyendo una narrativa y una realidad de unión.  Ojalá que el partido republicano convenza pronto al presidente Trump de aceptar su derrota, sería lo mejor para todos.

 


Sobre la autora:

María Pía Taracena es licenciada en Relaciones Internacionales, maestra en Historia y candidata a doctora en Historia por la Universidad Iberoamericana. Ha trabajado en los tres sectores, académico, privado y gubernamental. Desde 1991 es docente en su alma mater, donde ha dado clases para distintos espacios y programas académicos. En 2018, recibió la medalla Ernesto Meneses al mérito universitario. Adicionalmente, Pía ha participado con su opinión en distintos medios de comunicación. A favor de: igualdad, la cooperación, la felicidad, el conocimiento, la interpretación, la búsqueda de la verdad. En contra de: la desigualdad, la aburrición, el abuso, la injusticia, la falsedad, la post-verdad.

Mercedes Migoya61 Posts

Mercedes Migoya es la directora de Contenido de Telokwento. Es internacionalista y ha desarrollado su carrera en medios de comunicación. Le interesa especialmente todo lo que tiene que ver con Medio Oriente y Seguridad Internacional. A favor de: varias libertades, especialmente la de expresión. En contra de: la corrupción, el abuso de poder y la burocracia.



Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password