¿Qué es el bienestar?


Por: Cloé T. Mandujano Carré

@cloe.tmc

 

A partir de la crisis sanitaria que surgió en 2020, varias cosas cambiaron en nuestra cotidianidad, entre ellas lo que entendemos por bienestar o los elementos que constituyen nuestro bienestar subjetivo y colectivo. A pesar de que este debate no es nuevo, el virus SARS-Covid19 vino a recordarnos lo frágil y pasajera que puede ser la vida pero también la fragilidad en la cual se encuentran nuestras instituciones y nuestro Estado Benefactor en México. 

Durante 2018, en México 41.9%1 de la población nacional se encontraba en situación de pobreza, eso representa a 52 millones 425 mil 887¹ personas que no tienen garantizados indicadores en relación a la educación, acceso a servicios de salud, de seguridad social, de alimentación, a los servicios básicos de vivienda y a una calidad de espacios y vivienda. Este año es importante dado que el CONEVAL y la Secretaria de Bienestar darán a conocer los resultados de pobreza en México con datos del 2020, estos datos permitirán dar cuenta del principio de la evolución o el impacto que provocó la crisis sanitaria sobre todos los indicadores de bienestar objetivo, es decir sobre los niveles de vida y de pobreza de la población. A esto se agregan los datos del BIARE Básico, los cuales miden el bienestar subjetivo, de una muestra poblacional más reducida, pero que aún así vale la pena tomar en cuenta a largo plazo, ya que nos puede dar a entender la evolución de la satisfacción con la vida y los estados emocionales o afectivos de la población. Los datos de la ‘población según nivel de satisfacción: general y por dominios específicos’ (en porcentajes) se ha mantenido estable de Enero 2019 a Enero 2020². Sin embargo, estos datos aún no reflejan los efectos que acompañaron la crisis sanitaria a nivel económico, emocional y social en el mundo y particularmente en el país. 

Además de los números que componen la medición de la pobreza o del bienestar subjetivo, hay que preguntarnos, ¿en dónde se encuentra la actual política de bienestar y hacia dónde va encaminada? Hemos visto que las instituciones existentes no son suficientes para atender a la población de manera óptima en términos de servicios de salud pero también en otras áreas y servicios como lo son los apoyos económicos para los comercios y las personas vulnerables, o el acceso a internet para seguir teniendo acceso a la educación.

Lo más importante que hay que señalar en estos tiempos críticos son las pocas propuestas legislativas que se han llevado a cabo en términos de desarrollo o bienestar por parte de ambas Cámaras y sobretodo de las Comisiones de Desarrollo Social, que tienen como objetivo principal ‘fortalecer el marco jurídico que sustenta el desarrollo social de nuestro país’. El seguimiento y la actualización constante de un marco jurídico, como la Ley General de Desarrollo Social (su última reforma data del 25-06-2018) que sustente una visión del desarrollo y del bienestar de manera holística es de suma importancia para hacer efectivos y garantizar derechos humanos básicos³ que se traducen en los indicadores de medición de la pobreza. Dado que, si nuestros derechos más básicos no están cubiertos por el gobierno o la política pública del país en materia social, esto impide que las personas puedan ejercer otros derechos, ya sea civiles o políticos. Eso significa que una gran parte de la población en México no puede ejercer sus derechos humanos y sociales adecuadamente, contribuyendo así a las desigualdades sociales y económicas. 

Preguntarnos constantemente qué representa el bienestar a nivel subjetivo nos permite tener una visión a futuro mucho más clara sobre lo que esperamos como ciudadanos en materia social y de bienestar; al reflexionar sobre la importancia de nuestros derechos subjetivos buscamos que se hagan efectivos y garanticen a nivel colectivo.

 

¹Fuente: estimaciones del CONEVAL con base en el MCS-ENIGH 2008, 2010, 2012, 2014 y el MEC del MCS ENIGH 2016 y 2018.
²INEGI. Bienestar Subjetivo en México. Módulo BIARE Básico. Enero, 2019.
³Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948. Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) (Gaceta Oficial No. 9460 del 11 de febrero de 1978)

 


Cloé Mandujano es filósofa y socióloga franco-mexicana, egresada de La Sorbona y la Universidad de Friburgo en convenio con FLACSO-Argentina. Especialista en temas de filosofía moral y justicia, globalización, desarrollo, neocolonialismo y el Sur Global. Actualmente, consultora independiente investigando sobre alternativas de desarrollo, particularmente la medición del bienestar subjetivo en México; su relación con la medición de pobreza y el marco jurídico de la Ley General de Desarrollo Social.   

 




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password