PANAMÁ & CHINA DE AMORES

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció la ruptura de relaciones con Taiwán pues al parecer prefirió tener a China como aliado diplomático.Este es un golpe fuertísimo para la isla que lleva años tratando de ser reconocida como una región independiente, pero que ha logrado poco frente al poderío de China, que los ve como una provincia rebelde. Y por rebeldes ahora lloran al perder a su tercer aliado más importante en términos de PIB (producción interna), y al quedarse con solamente 20 países amigos que lo reconocen diplomáticamente. En una jugada muy inteligente (porque sí, económicamente hablando conviene más llevarse bien con China que con su isla), Panamá reconoció la existencia de ‘una sola China’ y a Pekín como el único y legítimo gobierno sobre la misma. Gran día para Xi, que no solamente se hizo a un aliado estratégico (con un canal que controla el 5% del comercio mundial), sino que le dio una lección de obediencia a la provincia rebelde.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario