Global Polonia | Unión Europea | OTAN

Polonia, miembro de la OTAN, fue atacado por un misil fabricado en Rusia

Un misil "made in Russia" cayó en Polonia; esta es la primera vez que un país de la OTAN es atacado durante la invasión de Ucrania.

Tensión a full

Si de por sí las peleas y tensiones geopolíticas están a tope hoy en día, ahora podrían escalar más. Y es que, un misil “made in Russia” cayó en Polonia, un país miembro de la Unión Europea —desde 2004— y de la OTAN —desde 1999—.

Ocurrió este martes —15 de noviembre—, luego de que Moscú lanzara una serie de proyectiles sobre Ucrania, incluyendo la capital Kyiv. Más tarde se confirmó que un misil se estrelló en la localidad de Przewodow, Polonia, ubicada a seis kilómetros de la frontera con Ucrania. Desafortunadamente, este incidente terminó cobrando la vida de dos agricultores polacos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores polaco confirmó que el misil que había impactado en esta localidad era “de fabricación rusa”, por lo que convocó al embajador ruso para que diera explicaciones sobre el asunto.

La razón por la que este incidente resulta gravísimo es porque se trata del primer ataque a territorio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte desde que comenzó la invasión a Ucrania.

¿Se viene la tercera Guerra Mundial?

Tampoco, tampoco. De momento, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, convocó de emergencia a su Comité del Consejo de Ministros para evaluar la situación y analizar si se activará o no el artículo 4 del tratado de la OTAN, que estipula que si atacan a un miembro de la OTAN, también están atacando a los demás miembros.

Aunque hasta el momento la causa de este ataque sigue sin estar del todo claro, el presi ucraniano, Volodymyr Zelensky, calificó este incidente como un “ataque a la seguridad colectiva”. Joe Biden quiso relajar el asunto diciendo que es "improbable" que el misil se haya disparado desde Rusia.

Por su parte, este miércoles, el team de amigos de la OTAN tendrá una reunión de emergencia con su secretario general, Jens Stoltenberg. Del lado de Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que no tenía info al respecto.

Aunque sea, en el G-20…

Lo curioso de todo este incidente es que ocurrió mientras los líderes de 20 países —que en conjunto suman el 80% del PIB mundial, así como el 70% del comercio internacional y el 60% de la población global— estaban reunidos en Bali en la convención del G-20. Fue allí mismo donde se pusieron de acuerdo y lanzaron el borrador de un informe donde estipulan que “la era actual no debe ser de guerra”, por lo que “la mayor parte” de estos miembros condenó "el uso o la amenaza de uso de armas nucleares”.

A pesar de que el líder ruso, Vladimir Putin, brilló por su ausencia, su exministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, que andaba por allá, se quejó de que varios miembros del G20 estaban “politizando” la reunión y, de paso, aprovechó para echarle la culpa a “Occidente” por haber desatado una “guerra híbrida” en Ucrania. Corte B: procedió a abandonar la reu, dejando estas acusaciones en el aire.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario