Por mis pistolas

El gobierno federal se sacó de la manga un decreto por el cual puede declarar como asuntos de seguridad nacional las megaobras de infraestructura de la 4T. 

El presidente López Obrador está que no lo calienta ni el sol porque se ha topado con hueso a la hora de materializar muchos de sus planes ya que, según él, hay una serie de  “embestidas legales” para frenarlos desde los tribunales. Para evitar que le sigan aguando la fiesta, la Presidencia de la República publicó ayer por la noche un decreto en el Diario Oficial de la Federación para declarar como “interés público y de seguridad nacional” todas las megaobras de infraestructura que está encabezando el gobierno. Esta movida evitará que los proyectos se interrumpan por amparos, además de que hará que las dependencias de gobierno se salten todos los requisitos, como los estudios de impacto ambiental, y autoricen en fa todo lo relacionado a proyectos como  el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas. Muchísimos expertos han dicho que esto es gravísimo porque, como ahora será un tema de seguridad nacional, los  documentos serán top secret, así que bye bye transparencia.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario