presidente | Sudáfrica | mineros

Mineros interrumpieron discurso de presidente en Sudáfrica

Un grupo de mineros en huelga lograron que el presidente de Sudáfrica no terminara su discurso y, en vez de eso, escuchara sus exigencias.

La cosa se puso intensa porque Ramaphosa fue recibido con abucheos, que no aguantó a la mera hora. Y es que a los trabajadores protestantes se le unieron miembros del del Congreso de Sindicatos de Sudáfrica. Allí, les pidió que respiraran tantito y lo escucharan, pero de poco o nada sirvió.

¿Día del Trabajo? Día de exigencias

Resulta que ellos trabajan en la mina Sibanye-Stillwater, en condiciones que no son precisamente las mejores, por lo que están pidiendo un aumento salarial de 1.000 rand, que vienen siendo unos 63 dólares, en vez de los 850 rand que normalmente reciben.

“Hemos oído que quieres tus 1.000 rand. Nos ocuparemos de ese asunto”, les dijo el presidente sin especificar más sobre el asunto.

Ya cuando de plano vio que no había nada qué hacer o decir para calmar un poco los ánimos de los inconformes, decidió mejor hacerse a un lado justo cuando estaban a nada de encararse con la policía que lo rodeaba en el estadio Royal Bafokeng. Al final, tuvo que pasar por el bochorno de que los guardias se lo llevaran para su resguardo.

Más y más razones de coraje

Para colmo, los mineros no andan nada pero nada contentos por cómo se manejan las cúpulas de su empresa. Y es que las últimas semanas salió a la luz que el director ejecutivo de Sibanye-Stillwater, Neal Froneman, ganó más de 300 millones de rand —unos 19 millones de dólares— en 2021, mientras sus salarios siguen por los suelos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario