¿Querían más tensión?


Abedin Taherkenareh/EFE

Este jueves dos barcos petroleros fueron atacados dentro de una de las rutas marítimas más importantes del mundo.

¿Qué pasó?

Dos naves, una noruega (el Front Altair) y otra japonesa (el Kokuka), sufrieron un ataque en las puertas del estrecho de Ormuz, en el Golfo de Omán. Por si no te suena, este es un paso súper estratégico entre Irán, los Emiratos Árabes y Omán, por donde se transporta un tercio del petróleo que se comercializa por el mar y una quinta parte del que se consume en todo el mundo. ¡Órale! Los ataques no hicieron más que revivir la tensión en la región y lo curioso es que llegaron justo cuando Abe Shinzo, el primer ministro japonés, estaba en Teherán tratando de mediar los conflictos entre Irán y Estados Unidos (esos que escalaron el año pasado cuando éste último abandonó el acuerdo nuclear que tenían). Por si te queda la duda, esa reunión no salió nada bien pues el líder supremo de Irán le dijo a Abe que no tiene nada qué hablar con Trump. 

Volviendo a las explosiones

Aunque se sigue investigando, todo parece indicar que los barcos fueron alcanzados por un torpedo y afortunadamente solo una persona resultó herida. De momento, todas las miradas están puestas sobre Irán y ayer Estados Unidos lo acusó del ataque pero hay quienes piensan que solo está aprovechando la situación para alimentar la tensión con su archienemigo. ¿Qué dice el país persa? Que no tiene nada que ver y que las acusaciones solo buscan dañar su reputación.

Y ya que hablamos de Irán…

Ayer Twitter removió de su plataforma casi 4,800 cuentas que estaban vinculadas al gobierno de ese país. ¿Pooor? Para evitar la interferencia electoral y la publicación de noticias falsas respaldadas por Teherán. Sí, la red social explicó que de las cuentas eliminadas, más de 1,600 enviaron casi 2 millones de tuits que compartían noticias que beneficiaron al Estado iraní.

Vía: El País

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password