Política | rabia | Nayarit | Oaxaca

México dio un aviso epidemiológico por el aumento de casos de rabia

Desde 2019 México había erradicado la rabia humana transmitida por perros, pero recientes casos podrían poner esta enfermedad por mordida de lomitos en el mapa.

¿Ya te enteraste?

Se andan comiendo las uñas del nervio en la Secretaría de Salud de México, por el aumento de casos de rabia en el país. En los últimos dos meses se confirmaron tres casos: uno por mordida de un gato en Nayarit —algo que no ocurría desde hace más de diez años— y dos por un murciélago en Oaxaca. Y ahora hay más preocupación porque nueve personas en Sonora tuvieron contacto de riesgo con un perro contagiado.

De confirmarse que los afectados sí están infectados, serían los primeros casos por contacto perruno que se registran en el país desde 2005.

Más vale prevenir que lamentar

Frente a esta situación, las autoridades sanitarias decidieron lanzar un aviso a todas las unidades médicas de primer, segundo y tercer nivel de atención para que estén alerta y busquen estrategias para prevenir, detectar y atender a tiempo estos nuevos contagios de rabia.

Por su parte, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), compartió info con todas las unidades médicas del país sobre cómo se debe de enfrentar un caso de rabia. Además, incluyeron algunas recomendaciones para la población en general. Échales un ojo:

  • Evitar el contacto con animales selváticos
  • Vacunar contra la rabia a los animalitos de compañía
  • Cuidar que las mascotas no tengan contacto con animales salvajes
  • Lavarse cualquier herida de un animal potencialmente transmisor
  • Evitar realizar actividades en zonas donde habitan animales salvajes como murciélagos o zorros.

¿Cantamos victoria demasiado pronto?

En caso que ya no te acuerdes, desde 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró a México el primer país en eliminar la rabia humana transmitida por perros como problema de salud pública. Y es que, desde 1997 el gobierno mexicano se puso las pilas y consiguió un antirrábico humano en cultivo celular que también se aplica en Estados Unidos, Canadá y otros países de Europa y América Latina.

Desde entonces todo iba viento en popa; de hecho, el último caso registrado de rabia humana transmitida por un perro ocurrió en el Estado de México en 2005. Sin embargo, existen otros animales selváticos transmisores de esta enfermedad que poco a poco han tenido contacto con humanos. Nada más para que te des una idea, durante los últimos cinco años, de los 65 casos de rabia humana detectados en toda América, el 66% han sido transmitidos por animales salvajes, según Conave. ¡Así que, anda con cuidado!

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario