Global rohingya | Myanmar | ejército

Se cumplieron cinco años del inicio del genocidio de los rohingya

Ayer se conmemoraron cinco años del inicio del genocidio y desplazamiento forzado del pueblo rohingya por parte del ejército de Myanmar.

¿Rohingya? ¿Keseso?

Antes de entrar de lleno en la nota, es importante dejar claro a qué nos referimos cuando mencionamos la palabra “rohingya”. Se trata de un grupo étnico apátrida, que solía habitar principalmente en el estado de Rajine, un estado de Myanmar que se encuentra ubicado en la costa oeste. Desgraciadamente, durante los últimos años han experimentado distintas formas de violencia, mismas que han provocado que la comunidad internacional les haya comenzado a percibir como “un pueblo sin país”.

1,825 días llenos de tragedias

Hace cinco años, el ejército de Myanmar lanzó una campaña de segregación violenta contra el pueblo de los rohingya. Miles y miles murieron a manos de las fuerzas armadas y al menos unas 770,000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Así, con el miedo de ser asesinados, cruzaron la frontera hacia Bangladesh. El hecho, a ojos del mundo, fue evidenciado por organizaciones defensoras de derechos humanos y activistas como lo que fue: un genocidio contra este grupo étnico que, en su mayoría, profesa el Islam. De esta forma, se dio paso a un éxodo de millones que, hasta la fecha, no ha terminado.

Hoy por hoy, ¿qué está pasando?

Se estima que alrededor de 600,000 rohingyas siguen en Myanmar. Tanto en los campos como en las aldeas de Rakhine, no se les permite el acceso a ciertos servicios básicos de subsistencia, educación y atención sanitaria. Por lo que no tienen otra alternativa más que depender de la ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas. Tristemente, para ellos la lucha contra la incertidumbre del futuro es algo que confrontan toooodos los días. Por otro lado, hay cientos de miles de rohingyas que se encuentran dispersos en países como Malasia, India y Pakistán.

Para acabarla de amolar…

Durante la noche del día de ayer, jueves 25 de agosto, se dió a conocer que la exembajadora británica, Vicky Bowman, quien estuvo en el puesto de 2002 a 2006 y ahora es directora del Centro de Negocios Responsables de Myanmar, fue arrestada junto a su esposo por la junta militar de Myanmar, misma que los acusa por cargos de inmigración. Ante esta situación, la organización de Human Rights Watch pidió la liberación de la pareja y dijo que el arresto fue “escandaloso e inaceptable”

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario