Global Ruanda | genocidio | Félicien Kabuga

Comenzó el juicio contra el empresario que impulsó el genocidio en Ruanda

A sus 87 años, Félicien Kabuga fue citado al juicio en donde se le acusa de incitación y conspiración del genocidio en Ruanda que ocurrió en 1994.

La justicia que llegará 28 años tarde

Nadie nunca podrá borrar las terribles heridas que dejó el genocidio en Ruanda, cometido en 1994 en contra de la población Tutsi por parte del gobierno Hutu, dejando alrededor de 800,000 víctimas. Pero ahora, en un pequeño avance hacia la justicia, comenzó el juicio contra el empresario acusado de impulsar este exterminio, Félicien Kabuga, de 87 años. La cita está teniendo lugar en el Tribunal Internacional de La Haya, en donde lo acusan de genocidio, incitación al genocidio —pues esparció discursos de odio en contra de los tutsis por medio de la emisora Radio y Televisión Libre de las Mil Colinas—, persecución, exterminación y asesinato.

Kabuga: un prófugo de la justicia

Se trata de uno de los empresarios más poderosos de Ruanda, cuya fortuna surgió gracias a las plantaciones de té del país; asimismo, fue fruto de los estrechos lazos que tenía con el Movimiento Republicano Nacional para la Democracia y el Desarrollo, el cual gobernó en Ruanda entre 1975 y 1994.

Luego de cuatro años de haber sucedido el genocidio, salió del país y estuvo en calidad de prófugo por dos décadas; decidió agarrar sus maletas e irse cuando se enteró de que lo acusaban por las atrocidades de 1994. Fue hasta mediados del 2020 cuando, por fin, la Interpol —con la ayuda de otros países— logró detenerlo en un barrio que se encontraba cerca de París.

Como en aquel entonces la pandemia por COVID-19 estaba en su pleno apogeo, las autoridades decidieron llevar a cabo el juicio en Países Bajos. Hasta eso, los jueces se vieron compasivos, pues tomaron en cuenta la edad avanzada de Kabuga.

La silla vacía del juicio

El chisme se puso interesante después de que Kabuga decidió no presentarse al Tribunal Internacional de La Haya, ahora que empezará su juicio. Esto, según el juez presidente de la sala encargada del caso, Ian Bonomy, ya que Kabuga dijo que la corte le ha impedido escoger a su abogado, ya que desconfía de los que ya lo representan.

Sin embargo, Bonomy señaló que el "proceso debe continuar". El proceso judicial se ha dividido en seis horas de sesiones en dos días hábiles a la semana, esto por la edad de Kabuga.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario