13-03-2018

¿Se les fue la mano?

4300-2

En 2017 el Gobierno de Arabia Saudita hizo una “limpieza” en contra de la corrupción. Ayer salió a la luz que abusó de los detenidos.

Vacaciones en el Ritz

En noviembre del año pasado, el Gobierno saudí arrestó a más de 200 personas, bajo cargos de corrupción, y se llevó a la mayoría a una lujosa “cárcel”: el hotel Ritz-Carlton de Riad. Durante meses, los detenidos no tuvieron acceso a teléfonos ni internet y en los cuartos del hotel se quitó todo lo que les podría servir para suicidarse.

Libertad a medias

Hoy la mayoría fueron liberados, pero para eso, el reino decidió cobrarles un alto precio. Los detenidos tuvieron que ceder sus pertenencias, desde casas, hasta compañías o dinero en efectivo. Se cree que en total, el reino se quedó con ¡106 mil millones de dólares!

Nuevas evidencias

Ayer, el New York Times reportó que durante el arresto, al menos 17 detenidos acabaron en el hospital después de ser abusados físicamente y uno murió. ¿Lo más sospechoso?  La mayoría de los encarcelados eran enemigos del rey y su hijo, el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, y se cree que muchos de ellos no estaban ahí por corruptos, sino porque no quisieron hacer negocios con ellos o porque eran una amenaza para su reinado.

¿Consecuencias? Not

Será difícil que haya consecuencias legales, pues además de que el gobierno se ha hecho de la vista gorda, la realeza es algo así como intocable en el país. Eso sí, la noticia podría complicar la visita que planea hacer Bin Salmán este mes a Estados Unidos para atraer inversionistas.


Comparte: