13-03-2018

Siete años de mala suerte

Pésimas noticias. Según UNICEF, en Siria, las muertes infantiles se dispararon 50% el año pasado y la cantidad de soldados jóvenes se triplicó desde 2015. ¡Tristísimo! Además, el riesgo que tienen de sufrir un daño psicológico grave es muy alto por las condiciones en las que viven. El hambre, la falta de medicamentos, los abusos y las condiciones inhumanas han empeorado, y llevarles ayuda es súper complicadol. En total, en 2017, 910 niños murieron en esta guerra que entra a su séptimo año.


Comparte: